S&P mejora de 'negativa' a 'estable' la perspectiva del rating de Chipre por una menor posibilidad de quiebra

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha confirmado el rating 'CCC' de Chipre, aunque ha mejorado su perspectiva de 'negativa' a 'estable' al considerar que la posibilidad de una quiebra inmediata del país ha "disminuido", según informó la firma en un comunicado.



LONDRES, 10 (EUROPA PRESS)



"La revisión de la perspectiva refleja nuestra previsión de que el Gobierno chipriota acordará los términos del programa de la ayuda financiera de hasta 10.000 millones de euros de euros y de que su primer tramo será desembolsado a tiempo para que el Gobierno pueda hacer frente a los pagos previstos para el 4 de junio", explica.

En este sentido, la agencia asume que Chipre se mantendrá como miembro de la unión económica y monetaria europea, y que el préstamo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene un largo vencimiento y unos bajos intereses.

Por otro lado, S&P cree que la perspectivas económicas para Chipre son "complicadas" en el corto plazo, y cree que su crecimiento dependerá de la "significativa reorientación de su base económica", que probablemente pasará por la explotación de sus yacimientos de gas.

La agencia prevé que la economía chipriota se contraiga alrededor de un 20% entre 2013 y 2016, ya que la prevista reducción del sector público y del sector de servicios financieros, así como del sistema bancario, conllevarán probablemente "significativas pérdidas de empleos" en este sector, así como en el inmobiliario y el turismo, que en su conjunto representan el 50% del PIB de Chipre.

Por otro lado, explica que podría rebajar el rating si, en contra de sus expectativas, el Gobierno rechaza los términos del Memorándum de Entendimiento del rescate o si es incapaz de cumplir con las condiciones del programa.

Por el contrario, podría elevarlo si la economía se estabiliza más pronto y mejor de lo que prevé, permitiendo que el ratio de la deuda pública respecto al PIB se estabilice antes de lo previsto. Otra posibilidad sería que los acreedores ofrezcan condiciones "más favorables" en el préstamo durante el programa de ajuste.