Ruz constata que el PP pagó en negro parte de las obras de Génova

Imputa a tres antiguos empleados de Unifica, la empresa de construcción que llevó a cabo las obras en la calle Génova. 

 El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha imputado a tres antiguos empleados de la empresa de construcción Unifica, que llevó a cabo las obras de reforma de la sede del Partido Popular (PP) en la calle Génova de Madrid, tras constatar que, según un informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía, la formación pagó una parte de los trabajos con dinero negro.

 

Así consta en un auto dictado este lunes por el magistrado en el que el juez acuerda citar a los tres empleados el próximo 7 de mayo tras recibir un informe de la UDEF que acredita que parte de las obras fueron sufragadas "con fondos ajenos al circuito económico financiero" correspondientes a la contabilidad paralela que llevaba el extesorero del PP Luis Bárcenas.

 

El juez destaca que a partir de este informe se puede deducir a nivel indiciario "la existencia en el seno del PP de una corriente de cobros y pagos continua en el tiempo, ajena al circuito económico financiero y al margen de la contabilidad remitida por el Partido Popular al Tribunal de Cuentas".