Rusia sigue con el veto a la exportación de porcino de España pero abre una vía con la creación de nuevos certificados

La Comisión Europea no descarta denunciar esta reiteración rusa ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por el perjuicio a los países europeos. Solo ha levantado la prohibición a lácteos de 9 empresas españolas y estudia retirar el veto a la carne de porcino.

Rusia no da su brazo a torcer y sigue con el veto impuesto a España y la Unión Europea para la exportación de productos derivados del cerdo. Así lo ha confirmado una vez más el portavoz comunitario de Consumo, Frédéric Vincent, quien ha destacado que la Comisión Europa (CE) no descarta, ni mucho menos denunciar esta situación ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por el grave perjuicio hacia la industria europea.

 

No hay que ovidar que las autoridades rusas decidieron imponer este veto en enero después de que se registrase un brote de peste porcina el Lituania, ampliándose estos casos también en Polonia.

 

España es, como no, uno de los países afectados por este hecho ya que muchas industrias viven de la exportación de los productos derivados del cerdo y que tanta relevancia tiene a la hora de mantener los precios con Alemania y Holanda como principales cabezas de serie en este apartado.

 

España, por su parte, depende mucho de la situación de en estos dos países en lo que a porcino blanco se refiere ya que repercute de manera directa en los precios que cada semana se fijan en la Lonja de Salamanca.

 

Desde la CE también se ha destacado que se trata de casos aislados y limitados y que la respuesta de Rusia es "desproporcionada", e incluso desde el ministerio de Agricultura español no tiene conocimiento de un posible levantamiento del veto de Rusia a España, según han confirmado a este diario.

 

Además, el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos ya aseguró hace unos días que intentarán tomar medidas compensatorias para los países afectados por este decisión rusa.

 

SE RETIRA LA PROHIBICIÓN A 9 EMPRESAS LÁCTEAS

 

Por otro lado, Rusia sí ha retirado el veto a nueve empresas españolas que comercializan productos lácteos para este 18 de marzo y se compromete a dialogar acerca de un posible levantamiento de la prohibición para la carne de vacuno.

 

Al menos ése es el acuerdo al que llegaron miembros de la delegación rusa y la secretaria general de Agricultura y Alimentación del Ministerio, Isabel García Tejerina, conj el fin de iniciar de nuevo las relaciones comerciales.

 

Las autoridades rusas confirmaron que están estudiando levantar el veto a la exportación de carne de porcino española porque se están llevando a cabo estrictos controles en el proceso del sector lácteo y el cárnico.

 

Así, han abierto la posibilidad de levantar el veto a la carne de vacuno española en el mes de mayo, dependiendo del resultado de los informes que se envíen desde el Ministerio de Agricultura en relación a los procesos de control de los mataderos autorizados.

 

ESPAÑA, CON OPCIONES DE VOLVER A EXPORTAR

 

Por oro lado, en el caso del porcino, si no fuera por la situación "desfavorable" del veto impuesto recientemente a toda la UE, España ya habría superado el anterior veto, impuesto a principios de 2013.

 

Así, Rusia ha propuesto la creación de dos listas de países: unos de menor riesgo de focos entre los que estaría España, y otros de riesgo mayor, frontera con Rusia, que "son zonas con riesgo de propagar" esta enfermedad.

 

No en vano, otro de los puntos importantes se refiere a la creación de nuevos certificados de exportación entre la UE y Rusia porque hasta ahora incluían dos puntos en los que se recoge que la exportación desde la UE se permitirá sólo en caso de que no haya habido un foco de Peste Porcina Africana en los tres últimos años dentro del territorio comunitario, algo que incluye ahora a todo el territorio de la UE.