Ruiz Medrano se compromete a frenar los robos en el medio rural

Joaquín Antonio Pino pidió que se dupliquen las patrullas rurales durante la noche

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha expresado a ASAJA su compromiso para intensificar todas las medidas de control y prevención posibles para poner freno a la oleada de robos en el medio rural, tanto en explotaciones agroganaderas como en viviendas particulares. El delegado ha sido sensible con esta petición de la Junta Directiva de ASAJA, que responde a la preocupación e incluso, miedo, que se ha ido extendiendo en los últimos tiempos por el goteo continuo de delitos, ante los que los vecinos de los pueblos se sienten indefensos.

Ruiz Medrano ha asegurado que se profundizará en las medidas del plan de seguridad en el medio rural que se puso en marcha en mayo de 2011, que incrementó la presión sobre los delincuentes y dio sus frutos. Estas medidas incluirán tanto la presión y vigilancia de las fuerzas de seguridad como el control de los establecimientos que se abastecen de este material robado, “porque es ahí donde hay que actuar con mayor dureza: si no hubiera mafias que aceptan este material, se acabarían los ladrones”, subraya Donaciano Dujo, presidente de ASAJA de Castilla y León, quien valoró también la intención del gobierno, transmitida por el delegado, de endurecer las sanciones recogidas en el Código Penal para este tipo de delitos, “algo muy importante, porque muchos de estos delincuentes son detenidos, entran por una puerta y salen por la otra”, subraya Dujo.

Por su parte, el presidente de ASAJA-Ávila, Joaquín Antonio Pino, pidió que al menos se duplique el número de patrullas rurales que están activas durante la noche en Ávila. La comarca de la Moraña es una de las más afectadas por los robos, como coincidieron en señalar Pino y Ruiz Medrano.

Además, los responsables de ASAJA expusieron al delegado que las estadísticas sobre hurtos no son cien por cien fiables, “porque muchos de los que hay no son denunciados, porque la gente piensa que le va a suponer un trámite farragoso”. En este sentido, la OPA incide en la necesidad de denunciar todos los delitos, para que la Administración conozca la verdadera envergadura del problema, “y comprenda que está justificado el temor de muchas pequeñas poblaciones, en las que vive sobre todo gente muy mayor, y que después de toda una vida tengan que candar sus puertas y desconfiar de cualquier forastero”, lamenta ASAJA.

Además del problema de la inseguridad, en la reunión ASAJA ha defendido una estrategia hidráulica que pase por aumentar las reservas, invirtiendo en nuevas capacidades de almacenamiento allí donde haya posibilidades y exista demanda. También se ha hablado sobre los problemas derivados del recorte presupuestario del Ministerio de Agricultura, y ASAJA ha pedido que no se sacrifique ningún apoyo a los agricultores y ganaderos profesionales. Por último, la Junta Directiva de ASAJA de Castilla y León ha valorado la receptividad de Ramiro Ruiz Medrano a todos los problemas planteados y confía en que ejerza de “correo y altavoz principal” de las demandas del amplio y diverso medio rural de Castilla y León ante Madrid.