Ruiz Medrano espera una reducción "muy importante" de los delitos en la región, que se sitúan en 33,2 por cada mil habitantes

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha manifestado que espera en julio una reducción "muy importante" de los delitos en la Comunidad, donde el índice de criminalidad es de 33,2 delitos por cada mil habitantes, 15 puntos por debajo de la media registrada a nivel nacional.

Medrano ha subrayado que en el mes de mayo las infracciones en la zona de acción de la Guardia Civil se redujeron un 13 por ciento en la Comunidad en relación a 2012, cifra similar a la registrada en la provincia palentina, con un descenso del 15 por ciento.


Asimismo, ha destacado que los datos de junio "apuntan también a una reducción muy importante" que podría situarse en torno al 4 por ciento menos con respecto al mes anterior, si bien ha pedido "cautela", a la espera de que sean revisados y analizados por el Ministerio.

"Estos datos nos reconfortan y nos obligan a todos a seguir trabajando por la seguridad en nuestros pueblos, en nuestras carreteras, en nuestro territorio y debemos felicitar a la Guardia Civil, que son los verdaderos protagonistas de estos exitosos resultados y alentarles a continuar con esta labor que día a día ejercen para velar por la seguridad de todas personas que viven y circulan por las carreteras de nuestra Comunidad", ha señalado Ruiz Medrano.

No en vano, tal y como ha recordado, la Guardia Civil es una de las instituciones mejor valoradas por los ciudadanos. En Castilla y León, un territorio en el que viven 2,5 millones de personas, la mitad en el medio rural y con 2.248 municipios de los que 2.223 tienen menos de 20.000 habitantes, hay entorno a 7.000 agentes de la Guardia Civil repartidos por 264 cuarteles que ejercen labores de seguridad y protección en el ámbito rural, en el tráfico, el Seprona o como policía judicial.