Ruiz Mateos se ponía un marcapasos mientras un juez decretaba orden de busca y captura sobre él

Ruiz Mateos

El empresario jerezano José María Ruiz-Mateos permanece ingresado en la Unidad Coronaria de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, según han informado fuentes cercanas al fundador de Nueva Rumasa.

En concreto, el patriarca de la familia Ruiz-Mateos, de 84 años de edad, ingresó ayer por la noche en el centro hospitalario, donde se le ha colocado un marcapasos, por lo que no ha podido trasladarse al juicio que se celebraba este martes en Valladolid.

 

De hecho, el empresario se encuentra desde esta mañana en situación de busca y captura al no comparecer, de forma injustificada, en dicho juicio en el que tanto él como su hijo José María Ruiz Mateos Rivero y una supuesta testaferro tenían que responder de dos delitos fiscales cometidos en 2009 y cuya cuantía superaría los 8 millones de euros.

 

Las correspondientes órdenes de busca y captura han sido libradas por el juez de Penal número 1 de Valladolid, Álvaro de Aza Barazón, tras suspender la vista fijada para hoy y que ha quedado pospuesta para el día 20 de octubre, y ello a pesar de que el letrado del fundador de Grupo Rumasa alegara motivos médicos para excusar su incomparecencia y asegurara que esta misma madrugada su cliente ha tenido que ser ingresado de urgencia en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Noticias relacionadas