Ruiz-Mateos deberá pagar las deudas que queden en Elgorriaga de Ávila

El Juzgado de lo Mercantil de Ávila ha condenado a José María Ruiz-Mateos, anterior propietario de la factoría de Elgorriaga de Ávila, a hacerse cargo de las deudas que queden cuando termine el concurso de acreedores de la planta.

La sentencia condena solidariamente a Susana Álvarez Ampuero, Zoilo Pazos Jiménez y José Maria Ruiz Mateos Jiménez de Tejada a abonar el cien por cien de la cantidad que, una vez concluida la fase de liquidación, resulta impagada a los acreedores de la masa y concursales.

 

   También establece la sentencia la pérdida de cualquier derecho que, como acreedores concursales o contra la masa, pudieran tener frente a la concursada.

 

   La empresa fue adquirida por Urbasa en 2012 a raíz del concurso de acreedores cuando la gestión estaba en menos de Ruiz-Mateos. Éste no acudió al juicio celebrado a finales de octubre tras alegar enfermedad, mientras que sus hijos puntualizaron que la responsabilidad era de su padre.

 

   La sentencia también inhabilita a los tres condenados para administrar los bienes ajenos durante un período de diez años, así como para representar o administrar a cualquier persona durante el mismo período.