Rui Costa mantiene la alegría en el Movistar Team

El ciclista portugués Rui Costa (Movistar Team) logró su segundo triunfo en la edición 2013 del Tour de Francia tras imponerse este viernes en solitario en la decimonovena etapa.

 

El ciclista portugués Rui Costa (Movistar Team) logró su segundo triunfo en la edición 2013 del Tour de Francia tras imponerse este viernes en solitario en la decimonovena etapa, disputada entre Bourg-d'Oisans y Le Grand-Bornand sobre 204,5 kilómetros, mientras que el británico Chris Froome (Sky) sigue líder y tiene en su mano la victoria final después de una jornada donde no hubo ataques relevantes.

 

El luso, que ya se había impuesto en la decimosexta jornada de la ronda gala, celebrada el pasado martes, alargó de este modo la alegría de la formación española, que lleva una semana final repleta de buenas noticias que han hecho olvidar en buena parte la decepción que supuso el adiós de las opciones al podio de su jefe de filas, Alejandro Valverde.

 

El de Povoa do Varzim demostró su buen estado de forma en el verano, donde a estos dos éxitos de relevancia para acumular ya tres en la 'Grande Boucle', une la victoria en la Vuelta a Suiza, mientras que a cambio del murciano, el colombiano Nairo Quintana se ha convertido en una seria opción a ocupar un puesto en el podio de los Campos Eliseos.

 

Y todo ello tras un día que se presentaba como una de las últimas oportunidades para ver si Froome volvía a mostrar síntomas de debilidad o para que Alberto Contador (Saxo-Tinkoff), Quintana, Roman Kreuziger (Saxo-Tinkoff) o Joaquim Rodríguez (Katusha), aspirantes al podio, afianzasen sus posiciones. Pero nada sucedió entre los primeros clasificados y será el final en Annecy-Semnoz el que firme el guión final, aunque salvo sorpresa, el maillot amarillo no parece que cambiará de poseedor.

 

La jornada se posicionaba tras la dura víspera con el doble paso de Alpe d'Huez que dejó a los corredores un tanto 'tocados' y más dispuestos a jugárselo todo en el penúltimo día de competición. Así, pese a la presencia de dos 'colosos' de categoría especial como el Glandon y la Madeleine, y uno de primera en el tramo final, la Croix Fry, los favoritos apenas aparecieron de forma testimonial y todo fue para los aventureros.

 

El guión de la antepenúltima jornada fue muy similar al del jueves. Muchos ciclistas probando la tranquilidad de los grandes nombres en busca de la gloria, lo que dio la oportunidad a nombres de cierto nivel y sin aspiraciones en la general de poder lucirse como fue el caso del francés Pierre Rolland (Europcar), el canadiense Ryder Hesjedal (Garmin-Sharp), el alemán Andreas Kloeden (RadioShack-Leopard), el holandés Robert Gesink (Belkin) o una buena nómina de españoles comandados por Mikel Nieve, en busca de esa victoria tan necesaria para el Euskaltel-Euskadi.

 

Los dos primeros fueron los que acapararon todo el protagonismo inicial, marchando en solitario respecto a sus perseguidores, y quedándose el galo finalmente sin compañía en el tramo final de la jornada y dispuesto a aumentar la fiesta de su país, aún con los ecos de la victoria de su compatriota Christophe Riblon (AG2R) en Alpe d'Huez.

 

RUI COSTA ACABA CON ROLLAND.

 

Sin embargo, por detrás surgió la figura de un impecable Rui Costa. El portugués, cuando las fuerzas flaqueaban en la última ascensión, aún encontró energía cuando la lluvia empezaba a aparecer para marcharse, 'cazar' al escapado y dejarle sin demasiada dificultad. El resto fue 'sencillo' para el luso, que buen rodador no tuvo problemas para hacerse con la victoria con 48 segundos sobre Kloeden y 1:44 sobre el belga Jan Bakelants (RadioShack-Leopard).

 

Por detrás, los favoritos no lo intentaron realmente. Valverde atacó y poco después fue Joaquim Rodríguez el que aceleró, llevándose consigo a Contador, Quintana y Froome. Todos decidieron firmar la paz y, bajo un pequeño aguacero, llegar sin más problemas a la línea de meta para fiarlo todo en la ascensión de más de diez kilómetros con rampas al 8,5 por ciento de medio hacia Annecy-Semnoz, final de la etapa más corta de este Tour (125 kilómetros).