Rudy guía el triunfo del Real Madrid en Kaunas

Rudy Fernández ante el Zalgiris Kaunas

El Real Madrid ha cerrado este jueves con victoria la primera vuelta del 'Top 16' de la Euroliga, tras imponerse en la séptima jornada al Zalgiris (71-88) y en un partido donde destacó Rudy Fernández con 17 puntos, quien ratificó su actuación de 'MVP' realizada en la jornada anterior.

FICHA TÉCNICA.

ZALGIRIS KAUNAS: Lekavicius (5), Milaknis (11), Anderson (5), Jankunas (9) y Gudaitis (5) --cinco inicial--; Cherry (9), Vene (3), Songaila (9), Javtokas (12), Ulanovas (3) y Dimsa (-).

REAL MADRID: Llull (3), Rudy Fernández (17), Rivers (5), Ayón (6) y Reyes (16) --cinco inicial--; Nocioni (15), Bourousis (6), Sergio Rodríguez (4), Carroll (4), Maciulis (5) y Slaughter (7).

PARCIALES: 23-24, 24-23, 13-25 y 11-16.

ÁRBITROS: Lamonica (ITA), Nuran (TUR) y Pastusiak (POL). Sin eliminados.

PABELLÓN: Zalgirio Arena, 11.111 espectadores.

INCIDENCIAS: Antes del partido se homenajeó al exjugador Sarunas Jasikevicius, que recibió el premio 'Leyenda Euroliga' tras haberse retirado en 2014.

El conjunto merengue repitió triunfo en el Zalgirio Arena, pues esta misma temporada ya doblegó a los lituanos en la fase regular del torneo. Además, este resultado supone que el Real Madrid se mantenga como líder del grupo E, con seis encuentros ganados y tan solo uno perdido.


Los madridistas comenzaron el duelo ante Zalgiris mostrando clara predilección por el juego interior, con el pívot cordobés Felipe Reyes asumiendo las decisiones ofensivas. El mexicano Gustavo Ayón lo auspiciaba por dentro de la pintura lituana, plasmando una ligera ventaja de seis puntos (12-18) mediado el primer cuarto.

El equipo de Kaunas reaccionó con un parcial de 7-0, equilibrando la contienda (19-18) para afrontar los compases finales del primer periodo con garantías. Enfrente, el Real Madrid se apoyaba en la firme labor de Bourousis, para manifestar así que el despliegue por el interior seguiría siendo el arma favorita de los visitantes.

Un primer cuarto nivelado (23-24) dio paso a otro con idénticos guarismos (24-23), pero con sensaciones bastante distintas. Porque el Zalgiris llegó a dar un estirón a menos de tres minutos para el descanso, situándose 46-40 después de un triple del estonio Siim-Sander Vene. Fue entonces cuando apareció otro de los pívots merengues, Marcus Slaughter, para encadenar un par de buenas acciones ofensivas que ayudaron a que el Real Madrid neutralizase su desventaja y alcanzase empatado el intermedio (47-47).

RUDY LIDERA EL DESPEGUE MADRIDISTA

Al regreso de los vestuarios, la palpable evolución anotadora del equipo visitante se cimentó en las tareas en ataque del escolta Rudy Fernández. Un par de triples suyos, junto a otras dos acertadas maniobras de K.C. Rivers, secundaron el buen inicio de segundo tiempo para el Real Madrid.

Los pupilos de Pablo Laso consiguieron así despegarse del Zalgiris, pasando del 50-52 al 57-69 en siete minutos. Luego, otra canasta de tres puntos efectuada por Andrés Nocioni estableció el 60-72, resultado con el que se abrochaba el tercer cuarto. El Real Madrid había logrado abrir una brecha superior a la decena de tantos, lo que debía ratificar en el cuarto posterior.

Ese periodo definitivo sirvió para que los jugadores blancos ampliasen paulatinamente la distancia en el electrónico del Zalgirio Arena, cuyos más de 11.000 espectadores fueron testigos de cómo se sellaba la victoria visitante gracias a Rudy y al 'Chapu' Nocioni, que se sumó a la diversión madrileña junto al base Sergio Rodríguez.

El Real Madrid certificó el resultado final por 71-88, corroborando además el refuerzo moral que supuso el holgado triunfo de la pasada semana ante el FC Barcelona (97-73). Rudy Fernández firmó finalmente 24 de valoración, poniendo en mejor estima su nombramiento de 'MVP' de la Euroliga durante la sexta jornada frente al club barcelonés.