Rubalcaba ve "disparates" en las críticas de Rajoy y defiende que el PSOE reivindique el sistema de pensiones

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba
Asegura que no escatimará esfuerzos para acordar la reforma del CGPJ y la de la Administración local


MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha tachado este martes de "disparates" alguna de las críticas que ayer lanzó a los socialistas el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le ha afeado su "tono" y ha defendido el derecho del PSOE a reivindicar el sistema de pensiones: "Lo hicimos nosotros solos, en 1985, y nos costó una huelga".

Rubalcaba se ha expresado así en una entrevista en Antena 3 recogida Europa Press después de que Rajoy afirmase el lunes, en un acto de partido, que no aceptaría lecciones de los socialistas porque, según sus palabras, fueron los que socavaron el Estado del bienestar. "Claro que tengo derecho a reivindicar que están poniendo patas arriba lo que hicimos nosotros", ha replicado Rubalcaba tras remontarse a 1985.

El jefe de la oposición le ha respondido también que, si bien es cierto que cuando el PSOE salió del Gobierno la situación era mala, ahora es "horrenda" y lo es por "medidas que tienen poco que ver con la herencia recibida" y mucho con "una ideología". "Si abaratas los despidos, lo que hay es más despidos", ha resumido.

Y sobre el asunto concreto de las pensiones, Rubalcaba ha defendido que el PSOE no congeló las mínimas y no tocó derechos retroactivos, como a su juicio ha hecho el Gobierno ahora no pagando a los pensionistas la actualización de sus pensiones por el desvío del IPC a lo largo de 2012.

"Y siempre dijimos la verdad, esa es la diferencia", ha remachado, recalcando que el Gobierno ha esperado hasta el final de año, después de varias convocatorias electorales para desvelar su decisión, mientras que Zapatero anunció su decisión en mayo para aplicarla al año siguiente.

Además, ha avisado al Ejecutivo de que si pretende cambiar el sistema de pensiones por el bien de su sostenibilidad debe sentarse a negociar, como hizo Zapatero, con empresarios y sindicatos y partidos políticos, y empezar por reconocer que el PSOE tuvo razón en emprender esa reforma, que incluyó un aumento de la edad de jubilación y que los 'populares' tanto criticaron.

En todo caso, el líder socialista se ha mostrado dispuesto a seguir buscando acuerdos con el Gobierno, aunque los espacios se vayan "agotando" y ha puesto como ejemplo la reforma del Consejo General del Poder Judicial y la de la Administración Local.

Sobre el CGPJ, ha reconocido que "no funciona bien", así que es un problema "institucional, de Estado" sobre el que Gobierno y PSOE llevan tiempo hablando. En cuanto a la administración local, se ha declarado "magníficamente dispuesto" a un acuerdo, pero no a "imposiciones" y ha reconocido que hasta ahora su experiencia intentando acordar es "muy negativa", porque el Ejecutivo le responde "con decretos-leyes".

Rubalcaba ha defendido su decisión de proponer acuerdos por el bien de España, aunque le hayan costado críticas en su propia "casa" -"de mis filas y de otras filas, pero de las mías también", ha dicho- y ha dejado claro que seguirá trabajando poniendo por delante el interés del país.

"ME CUESTE LO QUE ME CUESTE"

Así, aunque se ha mostrado convencido de que 2013 será un año muy malo, con más pérdida de empleos y de empresas y con políticas "equivocadas" del Gobierno y de la UE, ha dejado claro que el PSOE hará "todo lo que pueda para que 2013) sea "lo mejor posible". "Me cueste lo que me cueste", ha concluido, repitiendo las palabras de Zapatero en 2010.

Frente a las críticas de Rajoy, Rubalcaba se ha preguntado cómo es posible que el hoy presidente no supiera antes de llegar a la Moncloa lo que estaba pasando en comunidades autónomas gobernadas por el PP y se comprometiera en campaña electoral a no tocar la sanidad, ni la educación ni las pensiones, compromisos todos rotos un año después.

"Lo sabía. Si no lo sabía, era un incompetente. Hay dos alternativas: o era un incompetente, no hablaba con sus compañeros de partido y no sabía lo que estaba pasando, o mintió descaradamente a los españolas. Hizo las dos cosas", le ha reprochado, calificando sus medidas de "antisociales" e "innecesarias".

Eso sí, ha reconocido que entre el Gobierno y el PSOE han sido posibles algunos espacios de acuerdo, por ejemplo en política europea, porque intentan que las posiciones que España defiende en los consejos europeos estén "habladas". Rubalcaba ha explicado que cuando él va a ver a socialdemócratas alemanes o de otros países pregunta antes a Rajoy si quiere algo, y a la vuelta le cuenta lo que puede contarle.

Así, ha reconocido que Rajoy y él hablan, pero cree que deberían hacerlo más dada la "crisis de caballo" y las "rupturas institucionales y sociales" que vive España.

EN EDUCACIÓN, MEJOR MICRORREFORMAS

Además, ha reprochado al Ejecutivo que rehúya los acuerdos, no sólo con el PSOE, sino también con los colectivos sociales y con los sindicatos a los que, según ha dicho, sólo vio "por indicación" de la canciller alemana, Angela Merkel después de haber puesto "patas arriba" el sistema de relaciones laborales. "El Gobierno ha decidido hacer esto solo y es un error", se ha lamentado.

Según Rubalcaba, otro ámbito donde no ha habido "ninguna posibilidad de diálogo" ha sido la reforma educativa, aunque ha dicho que el PSOE lo habría intentado. Eso sí, ha dejado claro que él es partidario de, en educación "hacer pocas reformas" y "muchas microrreformas" para "cambiar lo que no funciona".