Rosetta capta la imagen de la Luna levantándose sobre la Tierra y las nubes que cubren el Océano Pacífico

La nave espacial Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha captado la imagen de la Luna mientras se levanta por encima de la Tierra, sobre las nubes que cubrían el Océano Pacífico.

Según ha informado la ESA, Rosetta realizó esta fotografía hace 8 años, el 3 de marzo de 2005. Fue tomada minutos después del máximo acercamiento de la nave espacial al planeta, a una altitud de unos 1.950 kilómetros.

Aunque en la imagen varias formaciones de nubes en el primer plano son lo primero que llaman la atención, también se puede observar la naturaleza delicada de la atmósfera de la Tierra, que se ve como un fino velo que separa el planeta del duro entorno espacial.

Por su parte, la Luna aparece bastante oscura, con el Oceanus Procellarum o "Océano de las Tormentas' de frente. Es el más grande de los 'mares' lunares, formado por antiguos flujos de lava volcánica que estallaron en la superficie del satélite durante su historia temprana.

El destino final de Rosetta es el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, y desde su lanzamiento en marzo de 2004, se ha colocado alrededor de la Tierra tres veces (2005, 2007 y 2009) y de Marte una vez (2007) para obtener 'patadas gravitacionales' que lo impulsaran para continuar su persecución del cometa. La nave espacial también ha encontrado y fotografiado dos asteroides: Steins el 5 de septiembre de 2008 y Lutetia, el 10 de julio de 2010.

La ESA ha explicado que Rosetta ha entrado en hibernación en el espacio profundo en junio de 2011 y se despertará el 10 de enero de 2014 para proceder a su cita con el cometa varios meses después. Entonces, la nave acompañará del cometa alrededor del Sol, siendo testigo, por primera vez, de cómo un cometa helado es transformado por el calor del Sol.

Los cometas se consideran los bloques de construcción más primitivos del Sistema Solar, y es probable que ayudaran en la "semilla" que inició la vida en la Tierra. Mediante el estudio de la naturaleza de los componentes sólidos y gaseosos del cometa, Rosetta ayudará a los científicos a aprender más sobre el papel de los cometas en la evolución del Sistema Solar.