Roma se 'hunde' ante una goleada de escándalo del Barcelona

Foto: E. P.

La fiesta del Barça sigue con billete de primera clase. Los blaugranas, ya clasificados antes del partido, firman el liderato con otra exhibición y 'set', (6-1) en el Camp Nou.

El FC Barcelona ha ganado a la AS Roma (6-1) en el Camp Nou, en partido correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, y estará por duodécima vez consecutiva en los octavos de final y lo hará como primero de grupo tras exhibirse de nuevo y vapulear a los romanos para proseguir la fiesta del 'clásico', en el día en que Messi volvió a ser titular y lo celebró con dos goles para completar otra gran noche del tridente.

 

La Roma tenía que ganar para asegurarse la clasificación para los octavos, y se quedó a años luz de lograrlo. El Barça empezó el partido ya clasificado, por el empate del Bayer Leverkusen ante el BATE Borisov, pero no se contentó con ello y salió en tromba en busca de un triunfo que les diera, como así fue, la primera posición. En menos de 20 minutos ya tenía ese trabajo hecho, y en 60 la Roma ya no sabía dónde meterse.

 

A partir del 2-0 la Roma se hundió, y se mostró más espesa de lo que ya estaba hasta ese momento. Defendía por acumulación de hombres pero sin sentido táctico, y lo pagó caro en cuanto el tridente optó por calentar la noche a base de goles. Mientras que Roma y Bayer Leverkusen, con 5 puntos, y BATE Borisov, con 4, se jugarán el segundo billete para los octavos de final, el Barça se divirtió para poner su firma en un billete de primera clase, prácticamente con acceso a la cabina del piloto.

 

Suárez y Messi por partida doble y Piqué pusieron una 'manita' que intentaban completar con un gol de Neymar. El brasileño, lejos del pensamiento de que podía perder peso con el regreso de Messi, movió los hilos en el ataque blaugrana y dio asistencias de gol como solo su 'maestro' Messi puede enseñarle a hacer. Y, una vez tanto las puntas del tridente Suárez y Messi habían marcado sus goles, buscaron sin cesar al brasileño para que se uniera a ellos.

 

Y tuvo el gol en varias ocasiones. En el minuto 51' obligó a Szczesny a lucirse, y en el 71' volvió a firmar una jugada particular de escándalo pero de nuevo el polaco le birló el gol. Y es que Wojciech Szczesny fue sin duda y de largo el mejor de su equipo, pues sacó varios balones de mérito que olían a gol. Aún así, el Barça no se rindió y siguió jugando al ataque hasta que Neymar provocó un penalti. Messi cogió el balón, pero para darlo a Neymar en un gesto aplaudido por la tribuna.

 

Pero ni así, Neymar falló por enésimo acierto de Szczesny pero Adriano le fusiló en el rechace para poner el 6-0. Más que felicitar a Adriano, que actuaba de interior de urgencia por la posible lesión de Sergi Roberto, los compañeros y Messi animaron a Neymar. Ya no pudo marcar, pero aún así se fue contento con su actuación, aplaudido como el resto de compañeros por un Camp Nou que no se llenó por el frío, por ser un partido televisado en abierto y por las exigentes y estrictas medidas de seguridad anunciadas para entrar al partido.

 

Eso sí, por goles no fue, y algunos en casa quizá se lamentaron de no haber asistido al feudo blaugrana. Y prácticamente todos los tantos tuvieron el sello del tridente. Primero, con una gran jugada de Neymar para Dani Alves a la espalda de Digne y el lateral, que controló bien y vio la entrada por su izquierda de Luis Suárez, se la puso al uruguayo y este, pese a un control algo largo, marcó a placer su cuarto gol en esta Liga de Campeones. Y antes del descanso se lució Suárez con un golazo de volea desde la esquina del área que dejó perplejos a amigos y enemigos. A pie parado, envió un trallazo imparable.

 

De por medio se unió a la fiesta Messi. Volvía a ser titular tras dos casi dos meses de ausencia y, tras buscar el gol descaradamente, lo tuvo poco después de que Suárez abriera la lata. Esta vez, un pase del uruguayo hizo que Messi le diera al 'play'; corrió, ganó la posición, protegió el balón con el cuerpo y la picó preciso por encima de Szczesny para volver a marcar y confirmar su regreso. Todo ello después de una jugada de tiralíneas y paredes con Neymar y Suárez.

 

La 'manita' la puso, esta noche sí, el Barça en el marcador y lo hizo con el segundo gol de Leo Messi y, de nuevo, con el tridente siendo protagonista. Esta vez Neymar se la dio a Suárez, este disparó flojo y Messi, que pasaba por ahí, leyó la jugada y marcó en su segunda tentativa tras un primer rechace de Szczesny, impotente cuando tuvo que recoger la quinta pelota de su red. Y es que previamente había marcado Piqué. No pudo marcar el 0-5 en el 'clásico', en una jugada en la que recriminó a Munir que le quitara la opción de lograrlo, pero sí lo hizo esta noche.

 

En la Roma tampoco estuvieron acertados desde el punto de penalti. Ya con 6-0 en el marcador, Dzeko vio como Ter Stegen culminaba su buen partido, pues puso una mano férrea clave para evitar un gol previo, birlándole el gol. Fue una noche redonda para el Barça, con triunfo con 'set', billete de primera clase para octavos de final y regreso goleador de Messi para confirmar que el tridente está enchufado por tres vías. Y, además, regresó Sergi Samper al equipo. La única incógnita, saber qué tiene Sergi Roberto y, el 'pero', el gol final en la última jugada de Dzeko, que se desquitó del error previo.

Noticias relacionadas