Rodero anima a los pensionista y dependientes "a revelarse contra las políticas de recortes de la Junta”

El procurador socialista Fernando Rodero denuncia que los recortes acumulados en los sucesivos presupuestos respecto al de 2011 en políticas sociales ascienden a 2.447 millones de euros

Fernando Rodero ha lamentado que “una vez más, Ávila se encuentre a la cola de la comunidad en la retribución que reciben los pensionistas. Los jubilados de nuestra provincia cobran una media de 764 euros, cifra muy alejada de la media nacional que supera los 1.000 euros y sólo por encima de la retribución que perciben los pensionistas zamoranos”.


Para el procurador socialista, “que el Partido Popular hable de su compromiso con los mayores es una tomadura de pelo. Y ello, a pesar de que hoy en día, los pensionistas se han convertido en la piedra angular de muchas familias asfixiadas por el paro y la crisis, cuya única fuente de ingresos procede de los mayores. Mayores que no saben ya cómo estirar esa escasa pensión para hacer frente a las políticas de la Junta de Castilla y León, plegada a los dictámenes de la calle Génova”.


En esta línea, señala que “la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades a través de una orden publicada a finales de julio de 2012 modificó el baremo para otorgar las ayudas a los cuidadores familiares. La Cuantía de esta prestación ha menguado un 30%. Un porcentaje que alcanza el 90% en algunos casos de dependientes menores de edad. La Junta ha recortado el 25% en subvenciones a plazas concertadas y el 40% en subvenciones para horas de ayuda a domicilio. Pero la Ley de Dependencia no ha sido la única diana de los ataques del PP en Castilla y León. Hay que recordar el atropello que ha supuesto el copago farmacéutico a lo que hay que sumar los 400 medicamentos suprimidos de la cartera de la seguridad social, que han doblado su precio desde entonces”.


“Los recortes brutales afectan especialmente a Castilla y León y a Ávila especialmente por el envejecimiento de la población”, ha dicho Fernando Rodero.