Rodear el Congreso, protestar ante un hospital, impedir un desahucio... puede costar desde hoy hasta 600.000 euros

Protesta ante el Congreso de los Diputados. Foto: EP

La entrada en vigor este miércoles de la ley mordaza tipifica como comportamientos muy graves algunos de los movimientos sociales más extendidos en los últimos meses. Son 44 conductas que pueden tener saciones de entre 100 hasta 600.000 euros.

La Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como ley mordaza, entra en vigor este miércoles después de un largo periplo legislativo y con la perspectiva de que sea derogada próximamente: el PP la aprueba en solitario y el resto de partidos se han unido para recurrirla ante el Constitucional. Eso sí, en caso de que llegue a plantearse tendrá que analizarse su relación con otras dos normas que la acompañan, el nuevo código penal y la ley antiyihadista.

 

Durante su trámite parlamentario la norma fue 'limada' ante las importantes controversias que generó. Desaparecieron del redactado algunas de las conductas más polémicas, como la que sancionaba los "ultrajes a España", y en otros se rebajaron las sanciones a imponer: concentrarse sin autorización ante el Congreso de los Diputados ya no será sancionado con un máximo de 600.000 euros, sino con un máximo de 30.000 y siempre que se realice una "perturbación grave de la seguridad ciudadana".

 

Pero se han mantenido muchas de sus características más renombradas: entre ellas, las denominadas devoluciones en caliente de inmigrantes. La ley prohibe obstaculizar desahucios, las manifestaciones frente al Congreso, ocupar casas o bancos, el 'top manta', negarse a identificarse ante un autoridad... ¿qué más sanciona la ley? 44 conductas calificadas de muy graves que prescriben a los dos años, 23 graves que caducan al añoy 17 leves, que se extinguen a los seis meses. Las dos primeras se modulan en grado máximo, medio y mínimo, y como norma general se impondrá la cuantía más pequeña.

 

Su entrada en vigor supone que manifestarse frente al Congreso o el Senado sin autorización estará penado y duramente castigado, pero también hacerlo a las puertas de un hospital, de un campus universitario o de las Cortes regionales si es sin permiso. Lo mismo ocurre con las acciones para evitar un desahucio, que se pueden considerar obstrucción a la autoridad. O en una protesta ante una instalación nuclear siempre que no tenga autorización.

 

Éstas son las conductas y las sanciones aparejadas:

 

 

INFRACCIONES MUY GRAVES: multa de 30.001 a 600.000 euros.

- Manifestarse sin comunicarlo en lugares "críticos" como centrales nucleares o aeropuertos, invadirlos o sobrevolarlos.

- Fabricar, traficar y poseer ilegalmente armas reglamentarias y explosivos.

- Celebrar espectáculos públicos o actividades recreativas cuando han sido prohibidos con anterioridad.

- Deslumbrar con dispositivos tipo láser a conductores de tren, metro o pilotos.

 

INFRACCIONES GRAVES: multa de 601 a 30.000 euros.

- Perturbar el orden en actos públicos, deportivos, culturales, espectáculos, oficios religiosos u otras reuniones numerosas cuando no sean constitutivas de delito.

- Manifestaciones no comunicadas ante el Congreso, el Senado, los parlamentos autonómicos o los altos tribunales, aunque no tengan actividad.

- Los desórdenes graves en vía pública y las barricadas.

- Impedir la ejecución de desahucios ordenados por el juez.

- Obstaculizar gravemente la actuación de los servicios de emergencia.

- Desobediencia o resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones y la negativa a identificarse.

- La negativa a disolver reuniones o manifestaciones cuando lo ordene la autoridad, las conocidas como "sentadas".

- Perturbar una manifestación autorizada.

- La intrusión o sobrevuelo en infraestructuras o instalaciones en las que se presten servicios básicos para la comunidad como aeropuertos, centrales nucleares, etc.

- Portar, exhibir o usar armas prohibidas.

- La demanda de servicios sexuales en las proximidades de zonas infantiles, como parques o colegios, o en lugares donde se ponga en peligro la seguridad vial, como los arcenes. Será multada la conducta si la persona persiste en su actitud a pesar de ser advertida por los agentes.

- Obstruir inspecciones en fábricas, locales y establecimientos.

- Uso de uniformes policiales o de servicios de emergencia sin autorización.

- Consumir drogas en lugares públicos, así como abandonar los utensilios empleados.

- El traslado de personas en vehículos (las cundas) a los poblados de la droga.

- Plantar y cultivar drogas, así como la tolerancia del consumo ilegal de estupefacientes en locales o establecimientos públicos.

- El uso no autorizado de imágenes o datos de los agentes que pueda poner en peligro su seguridad personal o profesional.

 

INFRACCIONES LEVES: 100 a 600 euros.

- Protestas que infrinjan la ley de reunión.

- Exhibir objetos peligrosos con ánimo intimidatorio.

- Las faltas de respeto y consideración hacia los agentes de las fuerzas de seguridad en el ejercicio de sus funciones.

- Realizar o incitar actos que atenten contra la libertad sexual.

- Deslumbrar con dispositivos tipo láser a las fuerzas de seguridad.

- La ocupación de cualquier espacio común, público o privado (los okupas y las acampadas), así como la venta ambulante no autorizada.

- Perder tres veces o más el DNI en un plazo de un año y la negativa a entregar este documento cuando se acordara su retirada.

- Los daños leves a mobiliario urbano como marquesinas, papeleras o contenedores, así como las pintadas y los grafiti.

- El consumo de alcohol en la calle, el conocido como botellón, cuando perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana.

- Escalar a edificios o monumentos.

- Retirar las vallas de la Policía que delimitan perímetros de seguridad.