Robin Williams había tomado dos antidepresivos y dos compuestos de cafeína antes de ahorcarse con un cinturón

Los meses han pasado pero su familia y amigos siguen recordando la vida de Robin y lamentándose por su muerte.

Robin Williams decidió quitarse la vida el 11 de agosto ahorcándose con su propio cinturón y también intentó cortarse las venas con un cuchillo.

  

Los meses han pasado pero su familia y amigos siguen recordando la vida de Robin y lamentándose por su muerte. Ahora, la autopsia ha desvelado que el actor había consumido dos antidepresivos y dos compuestos a base de cafeína antes de suicidarse.

  

El que un día fuera Peter Pan tenía una depresión muy fuerte que le había sido diagnosticada meses antes, justo también cuando comenzó a desarrollar los primeros síntomas de Parkinson. Su viuda y sus hijos sufrieron este duro golpe del que aún no se han recuperado. Poco a poco se conocen más detalles de esta triste pérdida, según un amigo del intérprete en día antes de su muerte guardó unos relojes dentro de calcetines.