Rivera cree que Mas se ha vuelto independentista para huir de la Justicia

Rivera en el desayuno del Día de Valladolid

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha mostrado convencido de que el presidente catalán en funciones, Artur Mas, se "ha vuelto independentista" para huir de la Justicia española, ya que está pendiente de seis procesos judiciales.

Sobre la posibilidad de que se pueda aplicar el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía catalana, Albert Rivera cree que esa situación no debería "llegar nunca" y ha acusado a Mas de poner "en jaque" esa autonomía con su reto independentista, con el que pretende, según el máximo responsable de C's, "huir de la Justicia española" ya que está inmerso en seis procesos judiciales.

"Algunos piensan que con la gravedad de la situación política van a tapar la corrupción", ha aseverado el presidente de C's y candidato a la Presidencia del Gobierno en las elecciones del 20 de diciembre, al tiempo que ha añadido que en el reto independentista "hay mucho de huída hacia adelante y de corrupción" a lo que ha añadido que se está "jugando con la buena voluntad de la gente".

Para Albert Rivera, la situación actual que se está viviendo en Cataluña es consecuencia de que durante 35 años en España "no se han cuidado, no se han regado los valores cívicos y democráticos" por lo que ha abogado por "poner de moda" la "igualad, la solidaridad y la unidad" ya que, para el líder de C's, no es propio de un "país sano" el conseguir votos por decir "España nos roba" o defender que los catalanes son mejores que los murcianos o extremeños.

Por ello, Albert Rivera considera que "el reto lanzado desde Cataluña" tiene que ser visto "como un punto de inflexión y una oportunidad" para reconstruir "el proyecto común de España" y así ha asegurado que, al igual que los chinos, ve en las crisis "una oportunidad" y cree que el desafío catalán puede hacer "despertar" a la sociedad española.

Asimismo, Rivera ha recordado que hace ya dos años pidió una reunión al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al entonces líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, para abordar la situación de Cataluña, y que por respuesta obtuvo el silencio de Rubalcaba, mientras que Rajoy le remitió al PP catalán ya que era "un tema local".

Por ello, el presidente de C's considera que es necesario "aprender de los errores" porque "no ha sido una buena idea" pactar, en su momento, con ERC o con Pujol, tal y como hicieron tanto el Gobierno del PP como del PSOE, por lo que, según sus propias palabras, "no hay que pactar con quien quiere romper España".