Reyes: "Fue muy duro no poder jugar ni un minuto en un partido como el de Francia"

Reyes, Ibaka y Claver

El capitán del Real Madrid, Felipe Reyes, ha asegurado que "fue muy duro no poder jugar ni un minuto en un partido tan importante" como el disputado ante Francia. "Me sentí muy decepcionado y me voy con esa espinita". 

"Para mí fue muy duro no poder jugar ni un minuto en un partido tan importante, en el que podía haber aportado cosas. Es una decisión del entrenador, me voy con esa espinita pero ya está. Acabe el Mundial muy decepcionado pero a veces te toca quedarte en el banquillo", confesó Reyes en una entrevista concedida al programa 'Al Primer Toque' de Onda Cero.

Sobre la preparación de ese encuentro reconoció que "puede ser que se te desvíe un poco la mente, pero relajación no la hubo de nadie" debido a que asegura que eran conscientes de lo que estaba en juego y del rival que había en frente, aunque "había mucha gente en el hotel diciéndote que va a ser un partido fácil y que te ve en la final con los Estados Unidos".

"Fue un golpe muy duro, algo difícil de asumir porque nadie se lo esperaba, nosotros tampoco. Era un Mundial en casa, hay veces todavía que por la noche me pregunto qué pasó. Ahora tendríamos que estar con una medalla, pero así es el deporte, no te puedes confiar nunca y hay mucho nivel en los equipos rivales", valoró sobre lo ocurrido en el Barclaycard Center ante el combinado galo.

Por otro lado, sobre una posible retirada, aseguró que con 34 años continúa teniendo "la misma ilusión", y de cara a la temporada del Real Madrid admitió que el objetivo es "ganar esa Euroliga que tantos años lleva la afición esperando".

"No era el que esperábamos, pero nos quedamos con la gente que estuvo viniendo a vernos y se divertía con nuestro juego. Quizás nos quedamos sin fuerzas en el último mes y medio. Se igualaron las fuerzas con otros equipos. Tampoco estábamos acostumbrados a partidos tan apretados a final de temporada", apuntó sobre el tramo final de la temporada anterior, en el que fueron finalistas de la Euroliga y la Liga Endesa.

En este sentido, el cordobés recalcó que Pablo Laso hizo que la plantilla recuperase "la ilusión por jugar al baloncesto" que algunos habían "perdido" después de haber hecho "dos temporadas bastante malas" en la etapa anterior con Ettore Messina. "Pablo tiene gran parte de culpa de que el Real Madrid esté en lo más alto otra vez", sentenció.