Retraso en la aprobación del Plan General de Arévalo

Arévalo

Los socialistas de Arévalo denuncian que el Gobierno Municipal tiene en el cajón los documentos de referencia de la evaluación de impacto ambiental y que no agilizan la culminación del proceso.

Justo tres años han pasado desde que se publicaran en el BOCYL las sugerencias al documento de iniciación y referencia de la evaluación ambiental del Plan general de ordenación urbana de Arévalo. Esta evaluación es imprescindible por Ley y debe formar parte del PGOU, para identificar, describir y evaluar los probables efectos significativos sobre el medio ambiente que puedan derivarse de su aplicación, así como unas alternativas razonables y ambientalmente visibles.

 

Se  pidió consulta previa a las administraciones públicas afectadas y al público interesado y se recogieron los resultados de las consultas en el boletín oficial del 26 de agosto de 2011, entre ellos los informes emitidos por el Servicio de Espacios Naturales de la Dirección del Medio Natural, el de la Consejería de Interior y Justicia, el de la Confederación Hidrográfica del Duero, la Consejería de Turismo o la de Agricultura y Ganadería. Sin embargo, a fecha de hoy, “sigue sin agilizarse un proceso imprescindible para la ciudad” dice el Concejal socialista, Víctor Coello.

 

Según los miembros del PSOE, el Equipo de Gobierno, a través del máximo responsable del área, Juan Carlos Conde,  se inhibe de llevar a cabo esta labor, y lo achacan "a su dejadez y falta de interés, así como a la escasa preparación del edil en cuestión". Recuerdan que la Ley 4/2008 obliga a revisar las determinaciones del planeamiento vigente (en el caso de Arévalo el Plan General de Ordenación Urbana en vigor data de 1995) y adaptarlas a las nuevas circunstancias tanto urbanísticas como socioeconómicas del municipio.

 

Víctor Coello llama la atención además sobre el hecho de que existen al menos treinta modificaciones puntuales o instrumentos de desarrollo que han ido enmendando el Plan General revisado en el 95, lo que a su juicio da idea del descontrol que existe en el área de urbanismo y al que “hay que poner coto de inmediato”.

 

El Grupo Socialista ya presentó mociones relativas tanto al PGOU como al PEPCHA de Arévalo en el sentido de perentoria necesidad, ambas aprobadas en e l mes de junio de este año por el Partido Popular y que esperan sirvan también para dar un impulso a estas cuestiones.