Retirada temporal de las ayudas de la Junta a los seguros agrarios

Mientras no haya Presupuestos, la Junta no subvencionará los seguros agrarios y se desconoce si habrá recortes respecto al año 2011

La organización agraria ASAJA denuncia que desde principios de año la compañía Agroseguro está calculando las primas de los seguros agrarios y ganaderos sin considerar la subvención que habitualmente aportaba la Junta de Castilla y León, una subvención que, en los presupuestos de la Consejería de Agricultura y Ganadería para 2011, ascendía a 15,5 millones de euros. Por esta razón, las pólizas de seguros se han incrementado de forma considerable, llegando en muchos casos a ser prohibitivas para el agricultor.

ASAJA considera que este mayor coste de las pólizas puede provocar, en un año climatológicamente malo como es el actual y por tanto cuando más falta hacen los seguros, un menor aseguramiento de las explotaciones agrícolas de Castilla y León. Mientras este problema persista, los ganaderos, que atraviesan una larga y dolorosa crisis, tendrán que hacer un desembolso a mayores con el que no contaban, al asegurar contra las enfermedades de los animales, o en los seguros obligatorios de recogida de cadáveres.
 
Desde hace veinte años la consejería de Agricultura ha venido subvencionando los seguros agrarios mediante un convenio de colaboración con Agroseguro y con la publicación de una Orden anual que regulaba las ayudas, lo que ha permitido beneficiarse a agricultores y ganaderos de una línea de política agraria que para ASAJA es fundamental y que por tanto se debe de respetar y dejar al margen de los recortes. La Consejería se agarra a lo establecido en el Decreto 71/2011 de 29 de diciembre, por el que se regulan las condiciones de la prórroga de los Presupuestos Generales de la Comunidad de Castilla y León para 2011, para no publicar las ayudas en espera de la aprobación de los Presupuestos Generales para 2012. Si bien la Consejería ha manifestado su intención de publicar las ayudas, e incluso de que tengan carácter retroactivo y por tanto se les pueda devolver el dinero a los agricultores que suscriban los seguros en el periodo interconvocatorias, en ningún momento garantiza que se vayan a mantener los mismos apoyos públicos al seguro agrario.
 
ASAJA ha venido reiterando la necesidad de que se aprueben cuanto antes los Presupuestos para 2012 y no ha entendido este retraso que ha defendido el gobierno de Juan Vicente Herrera, pues la organización agraria era consciente de que el sector agrario sería uno de los más perjudicados por ser beneficiario de fondos destinados a diferentes líneas de ayuda sujetas a un calendario. La situación actual lleva a los agricultores y ganaderos a estar al menos medio año sin saber ni cuándo ni cuánto dinero van a poder recibir para sacar adelante sus explotaciones.