Restaurante Caroba en Valladolid: el primer templo gastronómico de Castilla y León para celiacos

Jaime Fernández, Patricia García y Alfonso Manzano. A.MINGUEZA

Todos los platos y las tapas ofrecidos en este establecimiento, en calle Dulzainero Velasco, se cocinan sin gluten. También son especialistas en cocina para intolerantes a la lactosa.

El restaurante Caroba, ubicado en la calle Dulzainero Ángel Velasco, se ha convertido en el primer establecimiento de Valladolid con toda la carta cocinada con alimentos sin gluten apto para celiacos. Así lo ha explicado el propietario del restaurante Alfonso Manzano, quien ha presentado la iniciativa junto a la presidenta de la Asociación de Celiacos de Castilla y León, Patricia García, y el presidente de la Asociación de Hosteleros, Jaime Fernández.

 

Alfonso Manzano explica que el cambio “prácticamente no nos ha costado mucho, porque desde hace seis años ofrecemos una cocina mediterránea, muy saludable y con muchos alimentos sin gluten”, dice su propietario, quien confirma que no han subido los precios, para desmitificar que todos los productos sin gluten son mucho más caros. “Manufacturamos nosotros mimos muchos de los productos, como por ejemplo el pan, para que no se incrementen los precios”.

 

Pero además de para los celiacos, Caroba ofrece una cocina para los intolerantes a la lactosa, o alternativas para los vegetarianos y los veganos. Incluso, las tapas que se pueden degustar en la barra son aptas para los celiacos. “Ofrecemos croquetas de rabo de toro, queso o jamón, torreznos, un bocadillo de cecina, queso de cabra y tomate semiseco”. La carta está compuesta por 45 platos, donde sobresalen los arroces y se ofertan dos menús, uno de diario y otro de fin de semana.

 

Manzano dice que en España solo conoce cuatro o cinco restaurantes de este tipo en Barcelona y uno en Gijón. Desde la Asociación de Celiacos se valora la iniciativa. Patricia García dice que “ahora se podrá no solo venir a comer sino también a tapear, misión imposible antes”. Por su parte, el presidente de los hosteleros, Jaime Fernández, señala que Valladolid “referencia gastronómica, da un paso más con un restaurante para celiacos”.

 

Uno de los platos apto para celiacos ofrecido por el Restaurante Caroba. A.MINGUEZA