Rescatados dos montañeros perdidos en la Garganta de Chilla en Candeleda

Garganta de Chilla, Candeleda

Tras contactar con ellos vía móvil la noche del pasado día 18 de febrero, efectivos del EREIM, acompañado de dos  componentes del Equipo de Bomberos de Rescate de Castilla León, a las 10.00 horas del día 19, consiguen contactar físicamente con los dos auxiliados, los cuales se encuentran bien, aunque con síntomas evidentes de agotamiento.

El pasado día 18, sobre las 21:30 horas, se tiene conocimiento a través  de la Central C.O.C. de Ávila que dos montañeros se han perdido por la Sierra de Gredos y han bajado por la vertiente sur de la sierra encontrándose desorientados. En ese momento se activa el protocolo de rescate y componentes del EREIM Equipo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil con base en Arenas de San Pedro (Ávila), se trasladan en dirección a la localidad de Candeleda, dirigiéndose a buscar la Garganta de Chilla. Además se activan componentes de Protección Civil, vecinos de la localidad citada que son dirigidos al Refugio de la Albarea para que, mediante medios luminosos, puedan ser vistos por los montañeros perdidos.


Tras varias horas de búsqueda infructuosa se contacta con los dos montañeros vía móvil, y sabiendo que se encuentran únicamente con síntomas de agotamiento se les aconseja que descansen.


Una vez amanecido y con visibilidad, los montañeros informan que están bajando por el paraje conocido como Garganta Blanca, decidiendo los miembros del Ereim subir por dicha garganta, acompañado de dos  componentes del Equipo de Bomberos de Rescate de Castilla León.  A las 10:00 horas del día 19 del corriente se consigue contactar físicamente con los dos auxiliados los cuales se encuentran bien, aunque con síntomas evidentes de agotamiento.


Se procede a darles comida y bebida por encontrarse hambrientos y con calambres musculares por el cansancio procediendo a transportar el material de escalada que portaban hasta el Refugio de la Albarea.


Las personas auxiliadas son R.R.R. de 39 años y A.R.O. de 50 años ambos naturales de Toledo.