Repsol firma con el Gobierno argentino el acuerdo de YPF y la retirada de acciones judiciales

Carga de gas (NLG) al remolcador noruego 'Borgoy Haugesund'

Repsol ha firmado con el Gobierno argentino el 'Convenio de Solución Amigable y Avenimiento de Expropiación', en el que se recoge la indemnización de 5.000 millones de dólares en bonos por la expropiación del 51% de YPF, así como un 'Convenio de Finiquito', por el que ambas partes desisten de las acciones judiciales.

La firma se ha celebrado en Buenos Aires y en ella han participado, por parte del Repsol, su director general negocios, Nemesio Fernández Cuesta, y el secretario del consejo, Luis Suárez de Lezo, mientras que por parte del Gobierno argentino ha estado presente el ministro de Economía, Axel Kicillof.

La firma también ha recogido una serie de renuncias e indemnidades mutuas entre las partes, indica la petrolera española en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consejo de administración de Repsol aprobó el pasado martes por unanimidad un acuerdo con el Gobierno argentino sobre la compensación por la expropiación hace dos años de un 51% de YPF, en el que se incluyen garantías suficientes para monetizar los 5.000 millones de dólares.

La principal garantía consiste en el reconocimiento por parte de Argentina de una deuda pública por valor de 5.000 millones de dólares que no quedará extinguida hasta que Repsol haya recibido enteramente la compensación.

Los títulos de deuda pública que se entregarán a Repsol estarán articulados en torno a dos paquetes, uno fijo, con un valor nominal de 5.000 millones de dólares, y otro complementario, por importe máximo de 1.000 millones de dólares.

La entrega del paquete complementario se realizará en caso de que el valor de mercado de los bonos entregados a Repsol se sitúe por debajo de 4.670 millones de dólares. Su entrega se producirá en la cantidad suficiente para alcanzar este suelo mínimo.