Renovación de cine en La Alcazaba

José Antonio García Llorente 'Woody'.

El empresario abulense José Antonio García Llorente 'Woody' ha reabierto las puertas de su nuevo negocio "La Alcazaba de Cine". Un restautante totalmente renovado en donde el séptimo arte y el teatro adquieren gran protagonismo, puesto que son las temáticas en las que se ambienta este nuevo establecimiento hostelero. 

Son las 16:30 horas, José Antonio García Llorente nos recibe a la entrada de una Alcazaba totalmente renovada. 'Woody' está contento, abre de nuevo las puertas de lo que él llama "mi primer proyecto serio, mi niño pequeño", debido a que ya son 13 años los que lleva al frente de este restaurante. 

 

 

Destaca 'Woody' que ha querido cambiar íntegramente su establecimiento, pese a que hasta el último día ha funcionado "perfectamente", porque "quería apostar por un restaurante más novedoso, divertido, dinámico y adaptado a los nuevos tiempos". Por esta razón, ha decidido fusionar sus dos grandes pasiones: la hostelería con el espectáculo. 

 

 

Su afición por viajar ha permitido a este empresario abulense crear "algo único", aunque reconoce que 'La Alcazaba de Cine' no es una idea propiamente suya, sino de muchos artistas y amigos como Santiago Segura, Juanjo Artero, Xavier Deltell o Luis Larrodera, que le han ido aportando ideas y ha ido filtrando aquellas que "me parecían más interesantes", hasta conseguir lo que es hoy este nuevo establecimiento hostelero de Ávila.

 

 

Además, en 'La Alcazaba de Cine' cada espacio ha sido cuidadosamente estructurado para que el visitante se sumerja en un mundo de sensaciones cinematográficas, mientras disfruta de la mejor cocina abulense.

 

 

Por otro lado, 'La Alcazaba de Cine' cuenta con un menú muy renovado, que pretende mezclar la comida americana con la italiana, aunque tratando de no perder la esencia de la gastronomía castellana, puesto que si algún plato tiene que destacar de entre la variada carta con la que cuenta el restaurante "son las fantásticas croquetas que tenemos".

 

 

Si la carta es destacable por su enorme variedad, no es menos importante nombrar el trato personalizado con el que los trabajadores del establecimiento dispensan a los comensales, puesto que según García Llorente "llevamos semanas formanándolos" para que "todo salga bien y tenga buena aceptación" entre los clientes. 

 

 

Pero como no es lo mismo contarlo que vivirlo, 'Woody' y todo su equipo te esperan desde hoy en la Plaza Mosén Rubí, número 3.