Renfe suprimirá unas 500 frecuencias de trenes de Media Distancia que afectan a unos 900.000 viajeros

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar

Renfe calcula que la "reordenación" de su servicio de trenes de Media Distancia convencional supondrá la supresión de unas 500 frecuencias de este servicio.

Estas supresiones de conexiones ferroviarias afectan al 5,7% de la demanda total de usuarios de este servicio ferroviario regional, esto es, a unos 900.000 viajeros.


No obstante, Renfe confía en que esta reestructuración de la Media Distancia convencional le permita un ahorro de unos 15 millones de euros a corto plazo, y de hasta 50 millones a medio plazo.

Durante un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), el presidente de Renfe garantizó la movilidad de todos los ciudadanos. Según indicó, parte de las frecuencias de Media Distancia suprimidas quedan cubiertas con trenes de Largo Recorrido y otras contarán con transporte en autobús.

"Hemos realizado esta reestructuración porque estimamos que poner en circulación trenes para pocas personas es ineficiente y supone malgastar recursos", argumentó Gómez-Pomar. "Creemos que para trasladar a 30 personas es mejor hacerlo en un autobús que en un tren de 200 plazas", añadió.