Renault y sindicatos acuerdan ampliar la jornada en tres días anuales y la empresa acepta crear un nuevo contrato relevo

Imagen Aérea De Las Factorías De Renault En Valladolid
La compañía pretende que sea consolidable, con la oposición de los sindicatos, y ofrece una subida salarial del 50% del IPC
La compañía pretende que sea consolidable, con la oposición de los sindicatos, y ofrece una subida salarial del 50% del IPC

VALLADOLID, 30 (EUROPA PRESS)

Renault y sindicatos han acordado este martes ampliar en tres días anuales la jornada, aunque ambos discrepan en su consolidación, mientras que la empresa ha aceptado también crear un nuevo contrato relevo para 290 trabajadores del Grupo Obrero y 147 del Técnico en 2014.

Esta era la sexta reunión, séptima si se tiene cuenta el encuentro con la Dirección en el que les presentó el nuevo Plan Industrial, que mantienen para buscar un acuerdo que permita mejorar la competitividad de las factorías españolas y lograr así la adjudicación de dicho Plan, el cual supondría la creación de 1.300 puestos de trabajo.

Mientras que la multinacional francesa pretende que el aumento de jornada sea consolidable más allá del plan, los sindicatos se oponen, aunque finalmente aceptaron subir hasta tres días, frente a los dos que contemplaban inicialmente.

En cuanto al contrato relevo, UGT y Comisiones Obreras (CC.OO) han pedido que se permita acogerse a él "a todos los trabajadores" durante los tres años de vigencia del plan, no sólo 2014, al tiempo que han reclamado que se hable de empleo "indefinido".

En materia salarial, los dos sindicatos han rebajado sus pretensiones de subida del 0,5 por ciento sobre el IPC, al IPC con la cláusula de Revisión Salarial, mientras que la marca del rombo propone una subida del 50 por ciento del IPC en una única paga no consolidable y vinculada a la consecución de objetivos.

TRABAJAR LOS SÁBADOS

Por otro lado, Renault también ha rebajado su pretensión de trabajar diez sábados al año a coste cero, hasta seis, y mantiene su intención de crear una nueva categoría por debajo de las actuales con dos años de duración y al 65 por ciento del salario de un oficial de tercera, aunque ha desistido de la de alargar a dos años las actuales.

En materia social, la empresa ha propuesto aumentar en un día la licencia por paternidad e incrementar en un euro la aportación por trabajador a la mutua, con lo que pasaría de 26 a 27 euros en 2014. En este sentido, los sindicatos también han reclamado que la ayuda escolar sea de 175 euros y de 75 la del cheque guardería, en lugar de los 200 y 100 respectivos que pedían inicialmente, pero por encima de los 140 y 25 que ofrece la compañía.

El portavoz de UGT en el Comité Intercentros de Renault, Leandro Martín, se ha mostrado consciente de que "el peso" que tienen en esta negociación las licencias y aspectos sociales "no puede ser el mismo que otros como el salario o el empleo", al tiempo que ha advertido de que, a pesar de los "acercamientos en algunos aspectos", las posturas "aún están lejos".

En este sentido, su homólogo de CC.OO, Joaquín Arias, ha calificado de "avance significativo" los ajustes de Renault en sus propuestas, pero ha insistido en que la negociación "está descompensada" por lo "desorbitado" de las pretensiones de la empresa.

Finalmente, la marca francesa ha asegurado que, con estas decisiones, ha dado "un paso decisivo" hacia un acuerdo que permita aplicar el nuevo Plan Industrial en España.

El próximo encuentro se celebrará el próximo martes, 6 de noviembre, y será el penúltimo para poder alcanzar un acuerdo. El Plan Industrial supondría la creación de 1.300 nuevos empleos para fabricar entre 250.000 y 280.000 unidades del nuevo Mégane en Palencia, un 1.400.000 nuevos motores en Valladolid y un número similar de cajas de cambio en Sevilla.