Renault creará 55 empleos para fabricar más motores por el aumento de demanda en Irán

Factoría de Renault en Valladolid.

La marca anuncia el aumento de 940 a 1.500 unidades diarias de su motor 1.6 de gasolina, que motoriza a buena parte de la gama de Renault, Dacia y Nissan. Obliga a poner en marcha un segundo turno de trabajo en Valladolid y a contratar a 55 personas.

El fabricante francés de automóviles Renault aumentará de 940 a 1.500 unidades diarias la producción del motor K4 en su factoría de Valladolid, para lo que contratará a 55 personas, según informó la empresa en un comunicado. Este aumento del volumen de fabricación de este propulsor se debe a la mayor demanda de los vehículos que montan este motor en el mercado iraní, para lo que será necesaria la introducción de un segundo turno de trabajo.

 

Así, la empresa indica que de los 55 nuevos puestos de trabajo que se crearán por este incremento productivo, 40 personas se concentrarán en el área de montaje motor y 15 trabajadores irán al área de mecanizado, que suministra componentes a las líneas de montaje.

 

El K4 es una mecánica de gasolina de 1.6 litros que se monta en los modelos Twingo, Symbol, Kangoo, Mégane, Scénic y Fluence de Renault y en los Dacia Logan, Sandero y Duster. También lo utilizan los Lada Largus y los Nissan Livina, Almera y NP200. Desde la firma automovilística francesa explicó que el centro de Valladolid exporta esta motorización a otras plantas de la empresa en Palencia, Douai y Maubeuge (Francia), Moscú y Togliatti (Rusia), Pitesti (Rumanía), Teherán y Chennai (India).

 

La histórica factoría de Renault Valladolid monta el 40% de los motores de todo el grupo y se vende también en modelos de Nissan, Dacia y Daimler y también ensambla propulsores de gasolina de 900 y 1.200 centímetros cúbicos y el diésel K9K.