Registran la vivienda del padre de Asunta en busca de su ordenador

La Policía Judicial sale con una caja tras registrar el domicilio de Basterra.

La Policía Judicial se ha llevado una caja de cartón del domicilio.

Agentes de la Guardia Civil han realizado este lunes un registro en la vivienda compostelana de Alfonso Basterra, el padre de la niña Asunta Basterra Porto, para buscar el ordenador que no había sido localizado.


Según han confirmado a Europa Press fuentes próximas a la investigación, agentes del Instituto Armado, por orden del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago, han llevado a cabo un registro en el domicilio del padre de la menor, que ha sido trasladado a la capital compostelana desde la prisión coruñesa de Teixeiro, donde también permanece la madre de la niña, Rosario Porto.

El padre de Asunta fue llevado sobre las 10.15 horas de este lunes a su domicilio, ubicado en la calle República Argentina, por agentes de la Guardia Civil para presenciar el registro, que ha durado apenas una hora.

En la céntrica calle compostelana donde se ubica la vivienda de Alfonso Basterra, que estuvo acompañado durante el registro por su abogada, Belén Hospido, los agentes procedieron a acordonar la zona con dos vehículos y varios efectivos en el portal.

Hasta el lugar, además de los efectivos del Instituto Armado movilizados en el operativo, se ha desplazado el juez instructor de la causa, José Antonio Vázquez Taín.

FIN DEL REGISTRO

Sobre las 11.05 horas Alfonso Basterra salió escoltado de su domicilio de donde, unos minutos antes, agentes de la Policía Judicial habían sacado una caja de cartón que introdujeron en un vehículo.

Las mismas fuentes de la investigación consultadas han explicado que, tras el registro, el padre de la niña ha sido llevado a la prisión coruñesa de Teixeiro, donde permanece en prisión provisional imputado, junto a la madre de la niña, por el asesinato de su hija adoptiva

En la investigación abierta sobre la muerte de Asunta Basterra Porto, cuyo cuerpo fue hallado el pasado 22 de septiembre en una pista forestal en el municipio coruñés de Teo, quedaban pendientes actuaciones de instrucción en relación a la desaparición del ordenador y un teléfono móvil del padre de la menor.