Reducidas en un 80% las dotaciones de riego desde Las Cogotas para la provincia de Ávila

Las Cogotas. Imagen de archivo

La Confederación Hidrográfica del Duero reduce en un 80% las dotaciones de riego para el regadío de dicho embalse en la provincia de Ávila. Una noticia, que aunque ya esperada, cayó como un jarro de agua fría a los regantes congregados ayer en Nava de Arévalo.

En esta localidad abulense, el presidente de la Comunidad de Regantes Río Adaja, actuando como correa de transmisión de la propia Confederación Hidrográfica del Duero, explicó que la dotación de riego por hectárea, para la campaña a punto de iniciarse, se ha de reducir a sólo 1.000 m³/ha. Esta dotación es el 20% de las necesidades medias de riego por ha.


Para llevar a cabo el cálculo de la dotación para esta campaña, la Confederación Hidrográfica del Duero parte de que el embalse de Las Cogotas sólo dispone de 20 hm³ de agua almacenada, que es la tercera parte de su capacidad, y que a primeros de septiembre ha de garantizarse un mínimo de 5 hm³ de agua almacenada, y que se han de desembalsar 2 hm³ cada mes para garantizar el caudal ecológico y el suministro de agua para población aguas debajo de Arévalo. La superficie de riego afectada es de unas 6.000 ha.

 


Los regantes se encuentran a tan sólo quince días del comienzo de la campaña de siembra en cultivos como la cebolla y remolacha, por lo que muchos agricultores ya habían hecho previsiones y acopios para unas superficies que ahora no podrán ni sembrar.


UCCL-Ávila, ante esta desastrosa situación que se crea para los regantes, exige a la administración regional el compromiso de condonar las amortizaciones de las cuotas que los agricultores han de pagar por la infraestructura de riego en el presente año, o bien reducirlas proporcionalmente a la reducción de la dotación de riego. Dichas cuotas anuales son de aproximadamente 180 euros.


UCCL-Ávila ya ha expuesto que nuestra provincia no es pobre en generación de recursos hídricos, pero sin embargo, gran parte de lo generado no es utilizado ni en nuestros campos ni para abastecer a poblaciones de la provincia, sino que se benefician otras como Madrid, Toledo o Salamanca.

 

UCCL-Ávila defiende que la solución para el abastecimiento de la Ávila capital ha de venir de las aguas altas del río Alberche, con las cuales se podrían rellenar los embales de Becerril y Serones, con un agua de gran calidad, a diferencia del agua que se obtendría de seguir con el proyecto de bombear agua desde el embalse de Las Cogotas para abastecer la población de Ávila.

 

Para la organizacion agraria, esta solución supondría un respiro para los regantes de Las Cogotas, ya que se dejaría de detraer agua constantemente de dicho embalse, como se hizo en su día para abastecer los municipios con problemas de arsénico, y como se pretende ahora con Ávila.