Rastrillo solidario por una buena causa

La Parroquia de San José Obrero organiza un rastrillo solidario durante dos días. La recaudación irá para una escuela de El Salvador

La Iglesia de San José Obrero celebró ayer el primer día de rastrillo solidario que tienen previsto este mes.

 

Han abierto un bar y una pastelería, además de vender productos elaborados por la gente de la parroquia con el fin de recaudar fondos para Manos Unidas.

 

El dinero irá destinado a una escuela en El Salavador, y en el proyecto también participan otras parroquias de la ciudad.

 

El primer día de rastrillo fue ayer 17, y el próximo se celebrará el 24 de febrero, así que ya sabéis acercaros a disfrutar y sobre todo a colaborar en una buena causa.