Rajoy ve a Rivera empeñado en que presida Sánchez y advierte que él no se irá

Insiste en que el PP no dará la presidencia al PSOE si suma más escaños por un pacto, porque debe ser para el más votado por los españoles.

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP el 26J, Mariano Rajoy, ha asegurado que ve al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, "empeñado" en que el socialista Pedro Sánchez sea presidente, un deseo que su partido no puede "complacer", ha dicho, y le ha advertido de que no piensa retirarse porque se siente fuerte y no recibe presiones para que lo haga. "No detecto ninguna petición", ha precisado.


En una entrevista en Radio Nacional, Rajoy ha asegurado que vive en "permanente proceso de reflexión" pero que sólo sus adversarios políticos desearían que se retirase, como le reclama Albert Rivera al considerarlo un obstáculo para un futuro acuerdo de gobierno. "El partido me está ayudando mucho, la valoración para mí entre los que votan al PP es satisfactoria", ha respondido. "Yo no se lo pediría a nadie", ha agregado.

El candidato 'popular' ha vuelto a apostar por una gran coalición con el PSOE y con Ciudadanos y por que, en su defecto, se le deje gobernar si vuelve a ser el partido más votado en las urnas, rechazando la propuesta del PSOE de que se permita la investidura de quien tenga más apoyos en el parlamento.

Al respecto, ha dejado claro que el PP no hará presidente a otro candidato que logre más votos en el Congreso, si una hipotética suma entre el PSOE y Ciudadanos lograra más escaños que el PP. Los 'populares', según el planteamiento socialista, deberían abstenerse y permitir la investidura de Pedro Sánchez.

Rajoy ha subrayado que supondría una "falta de respeto a la voluntad de los ciudadanos", porque ese presidente no sería el más votado: no es lo mismo ser el más apoyado por los votantes que por "tres o cuatro partidos".

OTRAS ELECCIONES, UN "RIDÍCULO MONUMENTAL"

Dicho esto, ha asegurado que tras el 26 de junio tiene la intención de hablar con todas las formaciones políticas con un objetivo, que no se convoquen otras elecciones "de ninguna manera". "Lo primero es asegurarse de que no se repitan las elecciones, el ridículo sería monumental".

Por eso, ha pedido a quien quiera que gobierne el PP que vote al PP, porque su partido se presenta sólo para gobernar, "no para otra cosa", y porque a su juicio es el único que asegura cuál será su actitud tras el 26J. En este punto, ha recordado que los socialistas y Ciudadanos sí se sentaron a negociar con Podemos tras el 20D en una reunión que, según ha confesado, no se le va a olvidar "en muchos años". Tras estas nuevas elecciones, en su opinión, tampoco se sabe a ciencia cierta qué hará ninguno de ellos.

Mariano Rajoy ha vuelto a defender su propuesta de gran coalición como la mejor porque ya se ha demostrado que el resto de partidos no han sido capaces de crear una alternativa. No ha dado más importancia a que el PSOE quede segundo o tercero tras Podemos, aunque las encuestas, también las que maneja el PP, ha dicho, así lo indican, ni le produce "ninguna reflexión" en especial que el líder de la oposición pueda ser Pablo Iglesias. Para él sería "un estímulo para demostrar que sus recetas no son ni de lejos las que le convienen a España".

LOS DEBATES NO GANAN NUEVOS VOTANTES

Preguntado por la influencia en el voto del debate que le enfrentó el lunes a Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera, el candidato del PP ha explicado que estos programas no convencen a nuevos votantes. "Lo importante es si convences a los que tienen predisposición a votarte. Por eso estoy muy satisfecho del debate", ha señalado. A su juicio, los votantes del PP se quedaron "contentos" con su actuación en el 'Debate a cuatro'.

En cuanto a si fue más o menos suave con Pablo Iglesias, Rajoy ha considerado "como mínimo una broma" que nadie lo interprete como una actuación pactada previamente, en referencia al comentario de Albert Rivera tras haber visto cómo miembros del equipo del PP y de Podemos compartían coche tras una de las sesiones preparatorias del debate.

"El único pacto aquí es el del PSOE con Ciudadanos. El PP se presenta con un candidato, yo. Los demás, no sé qué van a hacer. Sé lo que hizo Ciudadanos y sé lo que hizo en el debate su presidente, no tocar al PSOE", ha zanjado.

EL CONGRESO

El presidente de PP ha sido preguntado también por el próximo congreso de su partido, en el que tiene que renovar todos su órganos internos y el mensaje para los próximos años. Se había anunciado para otoño, pero hoy Rajoy no ha concretado cuándo será, porque dependerá de cómo se resuelven las elecciones. "Cuando termine todo esto, cuando haya claridad sobre este asunto", ha dicho.

El congreso debe celebrarse cada tres años. El ultimo tuvo lugar en febrero de 2012 y debería haberse producido el año pasado, antes de las elecciones municipales, autonómicas y generales. Pero se ha ido posponiendo desde entonces y en las últimas semanas, Rajoy ha recordado que no se convocará hasta que no haya gobierno.