Rajoy pasea por Oviedo entre muestras de apoyo, abucheos y gritos de 'ladrón'

Rajoy, durante su paseo por Oviedo. Al fondo, las protestas.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha realizado este viernes un paseo por las calles del centro de Oviedo, entre abucheos, y gritos de 'ladrón', y también aplausos, muestras de apoyo y cánticos de 'presidente', por parte de simpatizantes y miembros del Partido Popular.

El mandatario estatal, que había tomado parte en una reunión con asociaciones de familia y empresarios en Oviedo, en el Espacio Coworking Talud de la Ería, ha llegado a la calle Gil de Jaz, acompañado del vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano.

En este punto, un grupo de personas, convocados por la Asambleas de Trabayadores en Llucha estaban esperando para abuchear al presidente estatal, uno de ellos ataviado con una careta del propio Rajoy y un maletín del que sobresalían billetes falsos. Han comenzado a increpar al jefe del Ejecutivo estatal al grito de 'ladrón' y 'chorizo', y con cánticos como 'Fuera d'Asturies' o 'Mariano, Mariano, no metas más la mano'. Varios ciudadanos también se han unido a la protesta.

El presidente ha recorrido las calles del centro (Gil de Jaz, Uría y Doctor Casal), acompañado por un gran número de miembros de su partido en Asturias, entre los que destacaban la presidenta autonómica de la formación y candidata electoral, Mercedes Fernández, varios diputados de la Junta General, así como el alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, y representantes de otros municipios, además de un nutrido grupo de militantes de Nuevas Generaciones.

Todos ellos, además de algunos ciudadanos que han aprovechado para hacerse fotos con el responsable estatal, han aplaudido al líder 'popular' y han coreado gritos de 'Presidente' en varias ocasiones, que se mezclaban con los abucheos proferidos por parte de los activistas, a los que un fuerte dispositivo policial ha mantenido alejados del jefe de Gobierno.

Los únicos momentos de cierta tensión se han producido al inicio del paseo, en la calle Gil de Jaz, punto en el que Rajoy ha escuchado los gritos en su contra más de cerca, aunque en ningún momento se han producido incidentes. Únicamente en la calle Doctor Casal un agente de las UIP se ha encarado con un joven de la Asamblea de Trabayadores, finalizando el episodio sin mayor trascendencia.

Rajoy y sus acompañantes han realizado una parada en una cafetería de la calle Campoamor, zona a la que las fuerzas del orden ya no han permitido el paso a los activistas.