Rajoy ofrecerá mañana en el Congreso a la oposición negociar las reformas estructurales pendientes

El presidente incidirá en que se ha conseguido evitar ajustes por 18.000 millones y la oposición exigirá al Ejecutivo un cambio de rumbo


MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acude este miércoles al Congreso a explicar con detalle el Plan Nacional de Reformas y el programa de estabilidad 2013 y 2016, un debate parlamentario en el que ofrecerá a los partidos de la oposición sentarse a negociar las reformas estructurales pendientes, como las pensiones o las administraciones públicas, según han informado a Europa Press fuentes gubernamentales.

El debate abierto sobre la conveniencia de alcanzar pactos de Estado para salir de la crisis planeará sobre la sesión parlamentaria, después de que en los últimos días distintas voces del ámbito político, empresarial o sindical hayan defendido la necesidad de sellar acuerdos para frenar el drama del desempleo.

Sin embargo, el cruce de acusaciones entre PP y PSOE en los últimos días hace presagiar que en el 'rifirrafe' parlamentario de este miércoles habrá poco margen para el acuerdo. De hecho, la oposición ya ha adelantado que aprovechará la comparecencia de Rajoy para exigirle un cambio de rumbo y una apuesta por incentivar el crecimiento y la creación de empleo.

Rajoy, en línea con el mensaje que ha expuesto esta semana, volverá a recordar que hay importantes reformas estructurales pendientes, como la de las pensiones o la de las administraciones públicas, en la que los socialistas tienen una oportunidad de demostrar su voluntad de llegar a pactos.

En el Gobierno no ocultan su malestar por el hecho de que los socialistas lancen ofertas de pactos de Estado públicamente pero luego no apoyen en el Parlamento ninguna de las medidas que ha impulsado el Ejecutivo, como ha ocurrido con la reforma financiera, la laboral, la ley antidesahucios o la de estabilidad. Por eso, y en línea con lo que ya manifestó ante la cúpula del PP, Rajoy insistirá de nuevo en que está abierto al diálogo pero no para volver a políticas económicas que ya han "fracasado".





SE HAN EVITADO AJUSTES DE 18.000 MILLONES

Después de que el pasado viernes la Comisión Europea confirmase que da dos años más a España para corregir el déficit, Rajoy aprovechará su discurso para recalcar que Bruselas ha validado el plazo de ajuste del déficit aprobado por el Gobierno hace dos semanas (6,3% en 2013; 5,5% en 2014; 4,1% en 2015 y 2,7% en 2016) y resaltará que esa nueva senda ha conseguido evitar ajustes por 18.000 millones de euros. Además, hará hincapié en que sin reducción del déficit no se puede crecer ni crear empleo.

A pesar de que tanto el Gobierno como la UE han empeorado sus previsiones, Rajoy quiere lanzar un mensaje de ánimo, en línea con las declaraciones que él mismo ha realizado este martes en el Senado al hablar de que ya se empiezan a percibir "signos positivos" en la economía española y "pronto" se podría decir "previsiones a mejor".

Durante su intervención, Rajoy hará un repaso de las principales propuestas del Plan Nacional de Reformas que el Ejecutivo envió a Bruselas la pasada semana, como la Ley de Emprendedores, que servirá para ayudar a pymes, autónomos y emprendedores; o la reforma de las administraciones públicas, que pretende ordenar competencias y evitar duplicidades.

ESCEPTICISMO DE LA OPOSICIÓN

Desde la oposición ya han dejado ver su escepticismo ante la comparecencia de Rajoy. El portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, José Luis Centella, cree que el presidente llega al debate con "poco que ofrecer" a los españoles "más allá de su cinismo de pedir paciencia", por lo que ha vuelto a exigir su dimisión y la convocatoria de elecciones anticipadas.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, confía en que el Gobierno deje de hacer "trampas al solitario" con las cifras macroeconómicas y admita que su política económica, como la que se promulga desde la UE, ha "fracasado". Igualmente, la portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, quiere que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, deje de "tomar el pelo" a los ciudadanos, abandone sus intereses "partidistas" y actúe con "sinceridad y autocrítica".

CiU, por su parte, hará hincapié en la necesidad de dar a las comunidades autónomas, y especialmente a Cataluña, permitir de mayor margen de déficit para evitar los recortes y poder impulsar sus sectores productivos.

RUBALCABA PRESENTARÁ SU PLAN

El líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, trasladará las propuestas que viene lanzando en los últimos días, como la que plantea destinar 30.000 millones de la línea de crédito concedida por la UE para el saneamiento del sistema financiero para otorgar ayudas a las pymes y a la creación de puestos de trabajo.

Desde el Gobierno ya se ha criticado esa propuesta de Rubalcaba, argumentando que si ese dinero se destina a otros fines pasaría a considerarse un rescate y habría que asumir condiciones más duras como las sufridas por otros países, según admitió el propio jefe del Ejecutivo.