Rajoy niega haber recibido "presiones" de Ciudadanos para dejar a Convergencia sin grupo en el Congreso

Rajoy comparece ante los medios tras la reunión con Sánchez
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha negado este martes haber recibido "presiones" de Ciudadanos para dejar a la antigua Convergència y ahora Partit Demòcrata Català (PDC) sin grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados.
MADRID, 2 (EUROPA PRESS)



En una rueda de prensa en la Cámara Baja, tras reunirse con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, Rajoy ha subrayado que se trata de una decisión de la Mesa del Congreso, desvinculando así este asunto de las conversaciones que está llevando a cabo para intentar formar gobierno.

"A mí Ciudadanos no me ha presionado. He leído la posición de Ciudadanos sobre este asunto, pero a mi no me ha presionado. Si eso sirve para ayudar a que sea más fácil el entendimiento, no lo sé", ha indicado.

Dicho esto, un día antes de la reunión que mantendrá con Albert Rivera, ha puesto en valor las coincidencias que mantienen PP y C's en numerosos asuntos. "Creo que desde el punto de vista de los programas y la forma de ver el mundo, las posiciones de Ciudadanos y del PP no están muy distantes", ha subrayado.

En este sentido, ha recalcado que son "muchísimas más" las cosas que unen a ambos partidos que las que les separan. "Espero que sean ésas las que sirvan para llegar a un entendimiento y formar un Gobierno que esté en condiciones de gobernar. Eso es capital", ha manifestado.

HOMS ANUNCIA UN RECURSO

La antigua Convergència piensa recurrir "hasta las últimas consecuencias" la negativa de la Mesa del Congreso a crear grupo propio, una decisión que considera "arbitraria" y de carácter "político" ya que la vincula con la 'hoja de ruta' independentista y con las negociaciones de Mariano Rajoy para superar la investidura: "Estamos pagando lo del Parlament", ha resumido su portavoz, Francesc Homs.

En rueda de prensa en el Congreso, Homs ha indicado que la decisión de la Mesa del Congreso no ha sido "neutral" y se ha tomado "por razones políticas" que no tienen que ver con los requisitos que exige el Parlamento del Congreso. "Pura arbitrariedad", ha resumido su portavoz adjunto, Carles Campuzano.