Rajoy: los presupuestos son "desagradables" pero "la alternativa era infinitamente peor"

Bruselas pide que los presupuestos se ejecuten "lo antes posible"

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha admitido que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) son "duros, desagradables, incómodos y que no gustan a nadie", pero, como ha dejado claro, "hemos tenido que hacerlos porque la alternativa era infinitamente peor". Ante esto, ha defendido que el Ejecutivo "sabe lo que tiene que hacer" y ha advertido de que si el PSOE cuando gobernaba "hubiera cumplido sus compromisos", no habrían sido así de duros.

Rajoy ha destacado este miércoles la importancia de reducir el déficit público, para lo que son necesarias reformas. Al respecto, ha destacado que el Gobierno que preside ha sido "justo y equitativo" a la hora de acometerlas.

El líder 'popular' ha presidido este miércoles en Antequera (Málaga) el Comité Ejecutivo del PP en Andalucía, el primero tras las elecciones del pasado 25 de marzo, en las que los 'populares' se quedaron a cinco escaños de la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz.

Bruselas pide que los presupuestos se ejecuten "lo antes posible"
Por otro lado, la Comisión Europea ha dicho este miércoles que tardará "varios días" en concluir su evaluación de los presupuestos de España para 2012, pero ha pedido al Gobierno que los ejecute "lo antes posible", respetando los trámites parlamentarios, para que tengan el mayor impacto posible en materia de reducción del déficit este año.

El Ejecutivo comunitario ha avisado de que es difícil "cuantificar" si los ingresos de la amnistía fiscal anunciada por el Gobierno alcanzarán los 2.500 millones de euros previstos, aunque ha destacado que esta amnistía no es el "elemento central" de los presupuestos, sino "una medida entre muchas otras".

La Comisión ha eludido valorar el mal resultado de la subasta de deuda española y el aumento de la prima de riesgo. El portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, ha resaltado no obstante que si el examen de Bruselas confirma que los presupuestos permitirán cumplir el objetivo de déficit del 5,3% este año y el 3% en 2013 ello generará "más confianza" y "la confianza gradualmente permitirá al Estado español financiarse a tipos de interés más favorables".

"El trabajo puede durar varios días porque se trata de evaluar el presupuesto con todas las medidas que contiene, calcular su impacto presupuestario medida por medida", ha explicado Altafaj. El Ejecutivo comunitario ha recibido "muchísima información" y pretende concluir su examen "cuanto antes" para aportar "claridad" y así "reforzar la confianza en la economía española en el contexto actual".