Rajoy lleva al Gobierno a su núcleo duro en el Partido Popular

Hace ministro de Economía a Guindos, que le ha asesorado estos años, pero se reserva para él el control de toda la política económica. Ana Pastor, Cristobal Montoro y Arias Cañete, que estuvieron en los Gobiernos de Aznar, vuelven al Ejecutivo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho un Gobierno en el que predominan una mayoría de dirigentes populares que ha formado parte del núcleo duro de la dirección del partido o del grupo popular en el Congreso durante los años que ha pasado en la oposición. Destaca la figura de Soraya Saénz de Santamaría, la pasada legislatura portavoz parlamentaria y ahora la mujer fuerte del nuevo Gobierno al acumular la única vicepresidencia, el ministerio de Presidencia y la portavocía del Ejecutivo.

También cumple con este perfil, Ana Mato, titular de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Rajoy ha premiado la trayectoria y el trabajo realizado desde el Congreso de Valencia de 2008 en la vicesecretaría de Organización del PP, desde donde ha coordinado tanto la campaña de las elecciones municipales del mes de mayo, como las pasadas generales.

También el próximo ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha estado en el pequeño y reducido equipo de dirección durante los últimos cuatro años. Rajoy quiso premiarle y que se incorporara a ese órgano en 2008, cuando las relaciones con "Génova" de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, eran muy tensas.

Por el contrario, Esteban González Pons, quien también ha formado parte de ese Comité de Dirección es una de las grandes sorpresas, al no haber entrado en el gabinete.

""Ministros"

Como los anteriores, la titular de Fomento, Ana Pastor, es una persona muy próxima al presidente del Gobierno, con quien además tiene una gran amistad personal. Ha acompañado en diversos destinos políticos a Rajoy y fue ministra de Sanidad con Aznar. También repiten como ministros Miguel Arias Cañete, que vuelve a la cartera de Agricultura, aunque prefería Exteriores y Cristobal Montoro, que repite en Hacienda como en la época de Aznar.

DE GUINDOS, ASESOR EN LA SOMBRA

Montoro ha sido uno de los pilares del grupo parlamentario para los temas económicos en la pasada legislatura, aunque Luis de Guindos, convertido en ministro de Economía ha sido uno de los principales asesores que Rajoy ha tenido en la sombra. Sin embargo, Rajoy no ha nombrado un vicepresidente económico, de manera que se ha reservado para él la presidencia de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos.

José Manuel García Margallo, ministro de Exteriores y Jorge Fernández Diaz, quien se ocupará de la cartera de Interior, también responden al perfil de políticos veteranos del PP, que guardan una larga y estrecha relación personal con Rajoy.

Han causado más sorpresa la elección de Pedro Morenés, para el ministerio de Defensa, aunque es una persona bien conocida de Rajoy, con quien se relacionó en los gobiernos de Aznar cuando el vasco fue secretario de Estado de Interior y de Defensa.

El Gobierno se completa con los nombres del sociólogo José Ignacio Wert, que ocupará la fusionada cartera de Educación y Cultura y de Fátima Báñez, quien estuvo la pasada legislatura en el equipo económico del PP en el Congreso.