Rajoy: "España es una nación plural y diversa que nunca renunciará a su integración y fortaleza"

Mariano Rajoy
Expone los datos de la recuperación ante empresarios de multinacionales latinoamericanas, a los que anima a establecerse en España


MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado ante empresarios españoles y latinoamericanos reunidos en Madrid que "España es una nación plural y diversa que nunca renunciará a esta relación de integración y fortaleza".

Así lo ha dicho al concluir su intervención ante la XXV Asamblea Plenaria del Consejo Empresarial de América Latina, una red de presidentes y propietarios de empresas que sirve para tejer contactos en busca de alianzas empresariales y que cuenta desde hace poco más de un año con unos 70 socios procedentes de la Península Ibérica, entre ellos los presidentes de FCC Servicios Ciudadanos, Esther Alcocer Koplowitz y Freixenet, Josep Lluís Bonet,.

Rajoy ha expuesto que el mundo "camina inevitablemente" hacia una mayor convergencia e integración, algo que tanto España como la UE apoyan de manera decidida, ha recordado. Por eso, el presidente ha animado a las grandes empresas latinoamericanas a que se establezcan en España, situando aquí su "plataforma para su expansión" hacia otras regiones, principalmente hacia Europa y Africa.

El presidente ha explicado a los empresarios los resultados que están dando las reformas que su Ejecutivo ha puesto en marcha en los últimos tres años y que han "sentado las bases" para un "crecimiento sólido en el futuro", han permitido recuperar la confianza de los inversores y consolidar un "profundo cambio de tendencia en el mercado laboral", que ha dejado de destruir empleo.

Sin ocultar que aun "queda mucho por hacer" para mejorar la situación del empleo en España, Rajoy ha subrayado que su Gobierno trabaja "todos los días" para crear un marco favorable para las empresas, pues son las que crean empleo. Pero sobre todo, ha hecho hincapié en que si hace tres años había quien no creía que España pudiera salir de su situación sin abandonar el euro o sin pedir un rescate, el tiempo ha demostrado que sí era posible salir de la crisis de otra manera.

LAS VENTAJAS DE ESPAÑA

Frente a la opción de que las multinacionales establezcan su base de operaciones para Europa en otro país de la UE, Rajoy ha puesto en valor la "relación estratégica" que España mantiene con América Latina, región con la que comparte "historia, valores y cultura". Y ha apostado por que esta relación sea cada vez "más simétrica", más de igual a igual.

De hecho, el presidente ha subrayado que América Latina vive un momento "positivo" a pesar de la crisis, "sigue creciendo" y trabajando por la paz y por un reparto "más equitativo" de la riqueza. Además, los países de la región cuentan en la actualidad con unas instituciones "más fuertes", y esto, ha dicho, es "igual de determinante que el cambio tecnológico" para favorecer el crecimiento económica y construir unas sociedades "más prósperas".

Rajoy también ha puesto en valor la apuesta que las empresas españolas han hecho en América Latina, donde han contribuido a crear 600.000 puestos de trabajo, y donde tienen "vocación de permanencia". Pero también ha recordado cómo España ha liderado los esfuerzos para que la UE suscribiera acuerdos de asociación con México y Chile, primero y en los últimos años con Centroamérica, Perú, y Colombia, a los que este año se ha unido Ecuador.

En este sentido, Rajoy ha abogado por empezar a explorar "soluciones imaginativas" para avanzar en un acuerdo de asociación entre la UE con los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela), si no es posible con la organización en su conjunto, con aquellas naciones que así lo quieran.

El jefe del Ejecutivo ha hecho una mención especial a la Alianza del Pacífico, la organización que crearon en 2011 México, Colombia, Chile y Perú y que ha descrito como el movimiento de integración "más atractivo de todos los que se desarrollan en el mundo". De hecho, España fue el primer país que obtuvo el estatus de país observador de la organización, que cuenta ya con 32 países observadores.