Rajoy dice que España no ha pactado con Bruselas el objetivo de déficit "sensato"

"No tengo por qué pactar, pero espero que se interprete bien, hago lo que me parece lógico y razonable y luego en abril seremos evaluados"
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que España no ha pactado con Bruselas el objetivo de déficit para este año, situado en el 5,8% del PIB, que ha calificado de "lógico, razonable y sensato".

"No tengo por qué pactar, pero espero que se interprete bien, hago lo que me parece lógico y razonable y luego en abril seremos evaluados", subrayó Rajoy al ser preguntado sobre si había negociado con la Comisión elevar al 5,8% el objetivo de déficit desde el 4,4% inicialmente previsto.

Al término de la reunión que ha mantenido en Moncloa con el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, el jefe del Ejecutivo afirmó que, en cualquier caso, España está cumpliendo "escrupulosamente" con el compromiso que adquirió con Bruselas de reducir un 1,5% el déficit estructural cada año, y reiteró que el Ejecutivo español adopta soberanamente sus decisiones sobre la base de su compromiso inequívoco con la estabilidad presupuestaria.

"En abril presentaremos ante la Comisión nuestro plan de estabilidad y el plan nacional de reformas y la Comisión lo analizará en mayo y hará una propuesta que llevará al Consejo Europeo en junio. Por tanto, estamos dando los pasos que había que dar y que nos habíamos comprometido a dar", reiteró.

En cuanto a la posibilidad de relajar el objetivo de déficit asignado a las comunidades autónomas (1,5%) en 2012, Rajoy les ha recordado que ellas también deben hacer un "esfuerzo muy grande" para reducir su deuda porque el Gobierno se responsabiliza de todo el déficit, ya que representa a toda España. "El déficit del ayuntamiento de Pontevedra también es el mío", ilustró Rajoy.

Por su parte, Gurría rechazó la idea de que España haya renunciado a reducir el déficit y afirmó que el Gobierno español ha reiterado y ratificado su "convicción y compromiso" con la estabilidad fiscal. "Se han ajustado los tiempos y los ritmos, pero no cambia el punto de destino, que es que en 2013 haya un déficit del 3% del PIB", indicó.