Rajoy da 'la callada por respuesta' a un foro crítico del PP y avoca a un congreso por mandato judicial

Rajoy comparece ante los medios tras la reunión con Sánchez

El PP se deja pasar el plazo para responder a la demanda del Foro Pensamiento y Desarrollo, que agrupa a 2.500 afiliados. Los críticos piden un congreso inmediato y más democracia interna, y cuando se celebre el juicio en septiembre lo tienen todo a favor.

El PP está hoy más cerca de pasar por el trago de tener que celebrar un congreso por mandato judicial. Malas noticias para un Mariano Rajoy inmerso en la formación de Gobierno y que ve como se acrecientan las voces internas que piden que someta a escrutinio de los afiliados la validez de su liderazgo. La situación que se avecina es compleja porque el partido ha dejado pasar el plazo para contestar a una demanda, admitida a trámite el pasado junio, en la que un foro crítico que agrupa a 2.500 afiliados populares solicita que se convoque un congreso que lleva cerca de año y medio de retraso y que se implanten fórmulas de democracia interna y participativa como las que ya hay en otros partidos.

 

La noticia saltó hace unos días, el pasado viernes. Los responsables del Foro Pensamiento y Desarrollo esperaban la contestación del aparato del partido a la demanda que presentaron meses atrás, en abril, tras esperar largo tiempo una reacción del partido y que fue admitida el pasado mes de junio como ya informó TRIBUNA. El plazo para responder a esta denuncia finalizaba precisamente el día 29 de julio, pero no había respuesta alguna. Este pasado lunes, los letrados del foro que llevan la cuestión comprobaron que los plazos habían expirado sin que el PP se dignara a contestar la demanda, aunque inicialmente intentaron demorarla solicitando la identificación de los denunciantes.

 

La finalización del plazo supone que el proceso está listo para se fije una fecha para el juicio, que se espera para septiembre. Pero lo más importante es que, al no haber contestación, los argumentos que se expondrán son los de la demanda, que pide congreso de manera inmediata y aplicar medidas de democracia interna al estilo de las primarias de otros partidos.

 

 

Rajoy puede dar las 'gracias' por la situación que se le viene encima al alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. El primer edil salmantino y secretario regional del PP en Castilla y León es, además, presidente del comité de garantías de los populares. Este órgano es, según los integrantes del foro, es el responsable de aplicar los estatutos del partido, que mandan congreso cada tres años: han pasado casi cinco desde el último.

 

Durante meses, Fernández Mañueco se negó a contestar a varios burofax que le enviaron los responsables del foro pidiendo que se les escuchara. Al final, no les quedó otro remedio que acudir a la justicia y en su demanda acusan al PP y a Mañueco no sólo se saltarse los estatutos de una organización como un partido político, sino que también está incumpliendo artículos de la Ley de partido y de la Constitución. La respuesta por parte de Fernández Mañueco llegó en marzo, tarde y mal, con un burofax en el que denegaba la posibilidad de un congreso alegando que se había decidido posponerlo por los procesos electorales... cuando la decisión se tomó en diciembre de 2015, cuando había pasado ya un año de la fecha tope.