Rajoy anuncia que el déficit se situó por debajo del 7% del PIB en 2012

"En un momento de recesión como el actual, España ha conseguido reducir su déficit estructural primario en 3,5 puntos del PIB".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que el déficit público se situó por debajo del 7% del PIB en 2012, lo que ha supuesto un recorte de 21.000 millones de euros, por encima del objetivo del 6,3% acordado con Bruselas.

  

Durante el Debate sobre el estado de la Nación, Rajoy indicó que, a la espera de las cifras definitivas, en 2012 se ha reducido el déficit en 21.000 millones de euros, la mitad por los mayores ingresos y la otra mitad por el recorte del gasto, a pesar de que han subido las partidas dedicadas a las prestaciones por desempleo y al pago de los intereses de la deuda.

  

"Y ello, señorías, pese a que han aumentado sensiblemente aquellos gastos no discrecionales --sobre los que no tenemos control-- como las prestaciones por desempleo y el aumento inevitable de los intereses de la Deuda Pública", reiteró Rajoy, tras asegurar que el "compromiso está cumplido".

  

Asimismo, indicó que en un momento de "recesión" como el actual, España ha conseguido reducir su déficit estructural primario en 3,5 puntos del PIB, que es un "ajuste sin precedentes" en la historia de la economía española. Un ajuste, añadió, en el que han colaborado "la mayor parte" de las administraciones públicas en un "esfuerzo colectivo" que reconoció y agradeció.

  

A esta colaboración, dijo Rajoy, ha contribuido, "y mucho", la Ley de Estabilidad Presupuestaria, derivada de la reciente reforma de la Constitución que obliga a todas las administraciones a ordenar sus cuentas públicas.

  

Una vez cumplido el objetivo, en palabras de Rajoy, éste defendió que los incrementos de impuestos han servido pues para corregir un déficit público "insostenible" que, de haber seguido así, "literalmente" hubiera "sacado" a España "de los mercados". "No habríamos podido cumplir nuestros compromisos de pago de la Deuda Pública", aseguró.

 

SUBIDAS DE IMPUESTOS DOLOROSAS

  

Así, defendió que la "urgencia" de corregir esta situación llevó al Gobierno a aprobar el 30 de diciembre de 2011 un paquete de medidas entre las que se incluyó el incremento del IRPF. Rajoy afirmó que ésta y las demás medidas, tanto referidas a los ingresos como a los gastos, se han tomado con "el mayor nivel de equidad posible". En este sentido, destacó que en el IRPF el 80% del incremento de la recaudación derivada de la subida del impuesto lo han soportado el 20% de los contribuyentes con mayores rentas.

  

Además del incremento del IRPF, el jefe del Ejecutivo recordó la subida del IVA, que calificó de "muy dolorosa", de los impuestos especiales y del Impuesto de Sociedades, cuyo aumento de recaudación, señaló, supone más de la mitad del incremento de ingresos que el conjunto de estas medidas han producido y que cifró en 11.200 millones de euros.

  

Por último, Rajoy destacó que España está corrigiendo el déficit y que todas las administraciones están "caminando juntas", pero admitió que todavía "queda un largo camino en los próximos años", hasta que las cuentas públicas se sitúen dentro de los límites que establece la Constitución y el compromiso con el Pacto europeo de Estabilidad y Crecimiento.

 

"NADA DE BROTES VERDES"

 

"Nada de brotes verdes ni nubes pasajeras ni anticipos primaverales. La realidad social y económica de nuestro país es terriblemente dura y sobre es base tenemos que cimentar nuestras actuaciones", ha proclamado al arrancar su discurso en el Debate sobre el estado de la Nación.

  

En esta vigésima segunda edición del Debate sobre el estado de la Nación, Rajoy ha mencionado "el drama" del paro y la "dura realidad" que viven casi seis millones de españoles, lo que considera su prioridad al frente del Gobierno.  

  

Rajoy, que había llegado al Congreso a las once y media, se encaminó al Salón de Pleno sobre las doce seguido de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y otros ministros.

  

El presidente del Congreso, Jesús Posada, abrió la sesión a las doce y cinco con el hemiciclo abarrotado de diputados y senadores y con los miembros del Gobierno en el banco azul escuchando a Rajoy. "¿Empezamos?", le preguntó su vicepresidenta primera, Celia Villalobos. "A ver si ocupan sus escaños", contestó Posada.

Noticias relacionadas