Rajoy almuerza con sus 'barones' en una "comida de familia" al margen de los grandes debates de actualidad

El menú, servido por el chef vallisoletano Ramiro, ha consistido en unas habitas con huevo y un bacalao regado por vinos de Rueda y Ribera.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reunido este sábado en Valladolid a sus presidentes autonómicos y regionales del PP en una "comida de familia" distendida y relajada en la que han quedado al margen los grandes debates de actualidad que marcan la actualidad política, según han informado a Europa Press distintas fuentes asistentes a este almuerzo.

 

En esta comida, que se ha celebrado en el marco de la Convención Nacional del partido, han acompañado al jefe del Ejecutivo y a los 'barones' del PP,  la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal; los tres vicesecretarios generales, Carlos Floriano, Javier Arenas y Esteban González Pons; y los portavoces en el Congreso y el Senado, Alfonso Alonso y José Manuel Barreiro, respectivamente.

 

Rajoy no ha lanzado ningún mensaje en este almuerzo sino que los presentes han aprovechado para charlar de forma distendida con la persona que tenían sentada a su lado en la mesa. Así, el presidente del Gobierno lo ha hecho con la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, y González Pons.

 

NI ABORTO NI DEBATES INTERNOS

 

Por lo tanto, los comensales han dejado al margen asuntos como la reforma del aborto -que marcó la última reunión del Comité Ejecutivo del PP el 8 de enero- o el debate interno generado en las filas del partido estos días por la ausencia en el cónclave del expresidente José María Aznar o la renuncia de Jaime Mayor Oreja a encabezar la candidatura europea, a pesar de que casi todos los discursos públicos de la Convención han estado plagados de llamadas a la unidad para zanjar ese asunto.

 

De hecho, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha negado que nadie en el partido haya comentado en la comida la no asistencia de Aznar o Mayor. "Hablar de eso es inventarse la Convención. No ha habido ninguna necesidad de hablar de los problemas que no existen. Ya tenemos bastantes con los que hay", ha resaltado.

 

Tampoco ha estado sobre la mesa el debate sobre los impuestos. "En la comida, no", ha respondido rotundo el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, cuando los periodistas le han preguntado por esta cuestión  "Se ha hablado de lo que hubiera hablado una familia en cualquier comida de sábado", ha añadido.

 

Según Herrera, este almuerzo ha sido "un pequeño paréntesis y un rato de encuentro en una jornada densa y emocionante como la vivida esta mañana", en referencia al acto de homenaje a las víctimas del terrorismo que han centrado algunas de las charlas de los 'barones' antes de sentarse a la mesa, según fuentes consultadas.

 

Herrera ha agradecido a Rajoy y a Cospedal que los presidentes autonómicos se reúnan con tanta frecuencia y ha recordado, en lo que ha definido como "una historia de abuelo cebolleta", que no hace mucho tenían que viajar a Bruselas para poder verse en el marco del Comité de las Regiones porque no había forma de celebrar encuentros todos juntos.

 

UN MENÚ SERVIDO POR EL CHEF RAMIRO

 

El menú, servido por el chef vallisoletano Jesús Ramiro que llegó a tener una estrecha Michelín, ha consistido en unas habitas con huevo y un bacalao con morritos de ternera, regado por vino de Rueda y Ribera y pan lechuguino de Valladolid, según han indicado las fuentes consultadas.

 

De postre, los comensales han podido degustar de un ponche segoviano. "No todos lo hemos podido terminar porque es un poco dulce", ha comentado después a los medios de comunicación el presidente castellanoleonés, que ha ejercido de anfitrión en este cónclave celebrado en Valladolid  y que este domingo clausurará Mariano Rajoy.