Radioterapia Sí, si Ávila lo quiere

La Junta Provincial de AECC de Ávila escribe una carta al consejero delegado de Sanidad de Castilla y León en respuesta al tema de la radioterapia en Ávila.

Como respuesta a la reclamación masiva de los ciudadanos de Ávila, a la implantación del servicio de Radioterapia, respaldadas por más de cuarenta y cuatro mil firmas, y el informe favorable de la SEOR, la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, negó de forma tajante el viernes 15 de Julio , que Ávila vaya a poder contar con una  instalación de Radioterapia. Paradójicamente en la misma reunión, nos comunican que se va a realizar un Informe de necesidades de la Oncología Radioterápica en Castilla y León, a realizar por los jefes de servicio de los cinco hospitales de la Comunidad que poseen Aceleradores Lineales, y que ya han expresado en un Documento de Consenso, que la situación actual no se tiene que modificar, porque les afectaría a ellos al disminuir los pacientes que ahora tratan y reducirían las inversiones en sus servicios, al repartirlas entre más instalaciones. Es clamoroso, la falta de empatía de estos señores con los enfermos y los traslados que se generan con la situación actual, así como su parcialidad. ¿Nuevos estudios para una decisión ya tomada?, suena a tomadura de pelo.

 

Las razones que ha esgrimido la Consejería, para justificar la negativa a la reclamación de Ávila, son punto por punto, las mismas que nos presentaron en la reunión del 3 de Febrero, antes de que le adjuntáramos el informe favorable de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica , la sociedad de referencia en esta cuestión. Estas razones que aducen, se resumen en la falta de calidad y seguridad que tendría un acelerador lineal en Ávila.

 

Sr. Consejero, no se burle de nosotros, no nos tome por estúpidos, esa falta de calidad y seguridad no es verdad y usted lo sabe. No solamente porque lo desmiente la SEOR de forma tajante, " No existe ningún problema de seguridad ni calidad en un servicio médico en el que los profesionales que trabajan son especialistas vía MIR, como el resto de los que trabajan en el Hospital Nuestra Señora de Sonsóles de Ávila. Al contrario, la asistencia oncológica de los pacientes de ese centro, se beneficiarán de contar con especialistas en Oncología Radioterápica que aportarán su conocimiento a la asistencia oncológica de ese hospital."(SEOR). Se puede decir más alto, pero no más claro.

 

Por otra parte, si existiese un déficit de calidad y seguridad, en las instalaciones que solamente tienen un acelerador lineal, ¿Cómo es que no se ha cerrado la instalación de Zamora después de once años?. ¿Ha fallecido mucha gente en Zamora por falta de calidad y seguridad?.¿ Cómo es que se derivan una parte de los pacientes del Valle del Tietar a Talavera, que solo tiene un acelerador lineal?. ¿Se les condena a una calidad menor o a la inseguridad?. ¿Qué sucede con los aceleradores lineales de Cuenca, Guadalajara, Valladolid, Cáceres, Mérida, Plasencia, algunos de Madrid, Tarrasa, Ibiza, y un largo etc?. ¿No ofrecen calidad y seguridad?. Por favor, un poco de seriedad con estas afirmaciones.

 

El Ministerio de Sanidad ha enviado un confuso informe, en el que hace referencia a la necesidad de contar con dos aceleradores lineales mínimos, en base al Informe de Unidades Asistenciales del Área del Cáncer de 2013, pues bien, la Consejería sabe porque se lo hemos dicho más de una vez, que no es verdad, que en dicho informe se dice que la NRAG inglesa, SUGIERE que haya dos aceleradores lineales en Inglaterra. Esta información es un mantra falso, que una y otra vez se repite, tanto por parte de la Consejería, como el Ministerio, como en el Documento de Consenso.

 

Como ya sabe, el Colegio de Médicos de Ávila, también apoya la petición de un servicio de Radioterapia en Ávila, porque conoce de primera mano, no como otros,  el padecimiento de los pacientes en los traslados, aunque suponemos  que pensarán que no saben lo que dicen, o que todo el mundo quiere todo, como decía el otro día una de las colaboradoras de la Consejería.

 

También vuelven a contarnos que es necesario que haya dos aceleradores lineales, por si se avería uno de ellos que les puedan atender en el otro. Otra mentira y también lo saben, como lo saben los pacientes de Ávila, que se han tenido que volver de Madrid o Salamanca, porque se había producido una avería en el acelerador para el que estaban programados. Tan solo en los casos en que se trate de dos aceleradores gemelos, exactamente calibrados, se podrían atender en otro acelerador, caso de que estuviera ocioso, cosa que nunca se produce, porque como todo el mundo sabe, todos ellos están trabajando a doble turno sin descanso. Otro mantra irreal que se repite una y otra vez, a sabiendas.

 

Estamos acostumbrados a las falsedades que nos cuentan, como cuando nos dijeron que en Zamora no había acelerador lineal, que el Presidente de la Junta de CyL no se había comprometido a que en todas las capitales de provincia se instalaría un servicio de Radioterapia, o lo de la falta de calidad y seguridad, pero estamos empezando a estar un poco hartos de su menosprecio. No dudamos de la inteligencia del Sr. Consejero , pero solamente le pedimos que no nos tome por tontos, los ciudadanos de Ávila somos lo suficientemente listos como para darnos cuenta de cuando nos engañan. Por favor, un respeto para la ciudadanía de Ávila, Sr. Consejero.

 

Ahora ya sabemos cuál es nuestro problema, anteriormente no entendíamos la cerrazón a instalar en Ávila un servicio de Radioterapia, teniendo pacientes suficientes que lo justifiquen, no comprendíamos donde radicaba la dificultad de disponer de este servicio tan necesario para los pacientes abulenses que lo precisan, máxime cuando nos decían que no era un problema económico, no lo entendíamos, ahora ya lo tenemos claro como el agua. El obstáculo insalvable es que se han instalado los aceleradores actuales, sin tener en cuenta la población y los pacientes que lo justifiquen, y no solo en el caso de Ávila. El mapa de los aceleradores lineales en Castilla y León, nada tiene que ver con su población, ni con los pacientes que lo precisan. Antes no existían estudios previos, pero en el caso de Ávila han sido necesarios, y además estudios de parte, para justificar el No. Muy claro.  

 

Desgraciadamente, la Consejería nunca va a admitir su error, porque la Administración nunca se equivoca, son los ciudadanos los que yerran en la elección de su lugar de residencia, como también nos han dicho hace poco algún colaborador de la Consejería. En nuestra humilde opinión, los servicios tienen que distribuirse con arreglo a la población que sirven, y no a la inversa. Les invitamos a demostrar que en el caso de la Radioterapia no es verdad lo que decimos.

 

Y lo peor es que ese problema se va a agudizar, cuando se termine el nuevo y descomunal hospital de Salamanca, mucho más grande que los megahospitales de La Paz o Puerta de Hierro. Los doscientos nueve mil metros cuadrados del nuevo hospital, equivalente a la superficie de dos mil seiscientas nuevas viviendas, con cuatro aceleradores lineales previstos, que tienen los presupuestos de la Consejería comprometidos hasta 2020, una inversión faraónica en estos tiempos de hoy, le han hecho exclamar al Sr. Consejero "Cuando uno ve el estado de las obras, asusta pensar en cómo vamos a ser capaces de llenarlo de contenido, aunque eso es relativamente más sencillo, porque su contenido serán los pacientes de Salamanca y Castilla y León" (La Gaceta de Salamanca). Ahora está claro, meridiano, los que no vivimos en Salamanca, a viajar y sufrir doblemente.

 

La solución que se propone desde la Consejería es mejorar los desplazamientos, para corregir el error de los ciudadanos que viven donde no hay servicios ni se quieren poner, como si esa hipotética mejora acortara las distancias. Ya nos dijeron el tres de Febrero que se iban a mejorar de forma inmediata, seis mese después todo sigue igual, solo ha dado tiempo a hablar con la empresa concesionaria, para pedirla que acorte los tiempos, en la medida que sea posible. Bien poco, por no decir nada. Ahora nos dice que para septiembre, y después del verano se nos dirá que para el año que viene. También nos han dicho que se van a limitar a cuatro horas, pero no se sabe ni cómo ni cuándo.

 

El último conejo de la chistera que se ha sacado la Consejería, ha sido la sugerencia poco clara de pagar un hotel y la manutención completa, a los pacientes y un acompañante que lo soliciten, en la ciudad donde reciban el tratamiento . Aún no se sabe nada, de cuáles serán las condiciones que tengan que cumplir dichos pacientes, ni el coste que tendrá esa medida, ni el tiempo que se va a prolongar esta situación, ni qué tipo de alojamiento. Los pacientes consultados no salen de su asombro, oscilan entre la sorpresa y la indignación, las respuestas más comunes "este señor cree que nos vamos de vacaciones" o "acaso piensa que nos vamos a dedicar a hacer turismo". Es posible que esta propuesta tenga una buena acogida en el sector de la hostelería. Difícilmente entre los enfermos y familiares.

 

A todo esto, hemos sido incapaces de saber el costo de los traslados para la Consejería. Debe de ser secreto de estado. Hace dos reuniones en la sede de la Consejería, el director general cuando se lo pedimos de nuevo, nos espetó que no lo habíamos solicitado por escrito. Al día siguiente de las elecciones, para que no se nos acuse de aprovechar éstas, se lo pedimos por carta, pero seguimos sin saber cuánto cuesta. Lo que sí sabemos, es lo que les cuesta a los enfermos de Ávila estos viajes anualmente, en concepto de diferencia entre el coste real y lo que abona la Consejería, y es un auténtico dineral, muy superior al coste de la amortización de un acelerador lineal en Ávila (200.000 euros), estamos hablando de muchos cientos de miles de euros cada año. Es una discriminación brutal entre unas provincias y otras. ¿Porque en otras provincias no se produce?. ¿Qué hemos hecho los ciudadanos de Ávila para merecernos semejante castigo?.

 

A pesar de la negativa, no nos vamos a conformar con el no por respuesta, continuaremos nuestras justas reivindicaciones por otras vías, solicitaremos nuevos apoyos, continuaremos recogiendo firmas de adhesión, pediremos a nuestras instituciones, partidos políticos, sindicatos, asociaciones, ayuntamientos, colegios profesionales ...etc que manifiesten su opinión, llamaremos  a la sociedad civil para que se exprese de forma explícita, redoblaremos nuestros esfuerzos, porque estamos seguros que Ávila, no puede ser ignorada indefinidamente.

 

Sr. Consejero, después de parón de Agosto llega Septiembre, Octubre, Noviembre... y tres años pasan muy pronto. No nos vamos a olvidar de los enfermos, esté seguro de ello.