Quema controlada en Pajares de Adaja para acabar con los topillos

Esta mañana se ha llevado a cabo la quema controlada de lindes y cunetas en Pajares de Adaja para acabar con los topillos. A lo largo de toda la mañana los agricultores se han estado organizando para comenzar con estas labores, que han vigilado miembros de Protección Civil de Pajares, Guardia Civil y técnicos de la Junta.

El plazo que se había establecido por parte de la Junta de Castilla y León para llevar a cabo las quemas controladas, tras la petición del Ayuntamiento, era del 19 al 29 de noviembre, por lo que hoy era el último día de plazo. Se ha esperado hasta el último momento porque la climatología ha sido adversa a lo largo de las últimas jornadas. La lluvia y el hielo han hecho que el terreno esté fresco. Finalmente se han podido quemar cunetas y lindes y las llamas han dejado al descubierto numerosas huras y a algunos topillos que huían del fuego.

 


Antecedentes


El pasado 19 de noviembre se celebraba en Pajares de Adaja una reunión entre agricultores de la localidad y responsables de la Junta de Castilla y León para comenzar a desarrollar acciones contra los topillos. En concreto se acordó que se llevarían a cabo quemas controladas de cunetas, lindes y colectores para acabar con el mayor número posible de estos animales, cuya población está aumentando considerablemente en los últimos meses.
El mismo día 19 el delegado de la Junta de Castilla y León, José Francisco Sánchez, firmaba una resolución en la que se exponían las condiciones para llevar a cabo estas labores. Hay que tener en cuenta una serie de medidas preventivas que han de cumplir los agricultores a la hora de realizar las quemas, según explicaba Juan Andrés Feliu, jefe de la sección  de Sanidad y Producción  Vegetal de la delegación de la Junta en Ávila. Entre otras medidas los agricultores tendrán que haberse identificado previamente y portar un chaleco reflectante a la hora de quemar, además deben de llevar agua para controlar el fuego.


Las quemas preventivas evitarán el uso de venenos y además ayudan a limpiar lindes y colectores que están llenos de deshechos como se pudo comprobar con las últimas lluvias.
Pajares de Adaja fue el primer municipio en celebrar esta reunión informativa a la que acudían una veintena de agricultores y el alcalde del municipio, Jesús Caro.  Las quemas ya se han producido en Adanero y en breve se desarrollarán en Espinosa de los Caballeros, Orbita, Sanchidrián, Blascosancho, y Gutierremuñoz.