¿Qué se sabe del vuelo MH17 justo un año después?

Foto:Europa Press

El avión, que cubría la ruta entre Ámsterdam y Kuala Lumpur, fue derribado por un objeto externo cuando sobrevolaba una zona en conflicto.

El 17 de julio de 2014, el vuelo MH17 de Malaysia Airlines cayó en el este de Ucrania con casi 300 personas a bordo. El avión, que cubría la ruta entre Ámsterdam y Kuala Lumpur, fue derribado por un objeto externo cuando sobrevolaba una zona en conflicto.   

 

Un año después, múltiples incógnitas siguen sin estar despejadas, a la espera de un informe que se conocerá el próximo octubre y que podría resolver, de forma definitiva, la principal pregunta de todo este puzzle: ¿Quién derribó el avión?

 

A continuación, repasamos lo que se sabe (y lo que no) de un incidente que marcó un antes y un después en la guerra ucraniana y por el que aún hoy siguen cruzándose reproches los países implicados directa o indirectamente en estos hechos.

 

¿CUÁNDO SE PRODUJERON LOS HECHOS?   

 

El avión había despegado a las 12.14 (hora de Ámsterdam) del 17 de julio de 2014 del aeropuerto Schiphol de Ámsterdam y desapareció de los radares aproximadamente cuatro horas después, cuando sobrevolaba a 10.000 metros de altitud la región ucraniana de Donetsk.

 

¿CUÁNTAS PERSONAS VIAJABAN A BORDO?   

 

Todas las personas (298) que viajaban a bordo del Boeing 777 perdieron la vida: 283 pasajeros y 15 tripulantes. Por nacionalidades, Países Bajos fue el país con más víctimas (192), aunque también hubo víctimas de Malasia (44), Australia (27), Indonesia (12),  Reino Unido (10) Bélgica (4), Alemania (4), Filipinas (3), Canadá (1) y Nueva Zelanda (1)
 


¿QUIÉN INVESTIGA LO OCURRIDO?   

 

La Junta de Seguridad de Países Bajos, que investiga los accidentes en los sistemas de transporte, ha asumido formalmente el liderazgo de las investigaciones, aunque en estas pesquisas también colaboran las autoridades de otros países afectados: Australia, Bélgica, Malasia y Ucrania.   

Desde un primer momento, las labores han estado marcadas por las complicaciones para recabar pruebas y acceder a la zona del siniestro, en las inmediaciones de la localidad de Grábovo. Los expertos se quejaron de restricciones por parte de los separatistas prorrusos que controlaban la zona y en abril de 2015 aún se recuperaron restos humanos y materiales.

 

¿QUÉ LE OCURRIÓ AL AVIÓN?   

 

Aunque todavía no existen certezas, y la junta holandesa no revelará su informe definitivo hasta el próximo mes de octubre, sobre la mesa ya existen una serie de conclusiones preliminares que tienen, como grandes titulares, que no hay pruebas que apunten a un fallo técnico de la aeronave y, en cambio, sí las hay de un supuesto impacto exterior.

Los registros de la caja negra y las comunicaciones con los servicios de control aéreo no anticipan ninguna anormalidad hasta las 13.20, hora de la caída. El análisis de los restos ha llevado a los investigadores a concluir que el avión sufrió el impacto de "objetos a gran velocidad" que causaron su desintegración en el aire.

 

¿FUE DERRIBADO POR UN MISIL?   

 

La versión de los expertos viene a confirmar la teoría que comparten todas las partes: el avión fue derribado por un misil. Sin embargo, mientras el Gobierno central ucraniano responsabiliza del disparo a los rebeldes prorrusos, éstos --con el apoyo público de Moscú-- señalan directamente hacia Kiev.
 

El borrador del informe final sí culparía a los rebeldes, según fuentes conocedoras del texto y citadas esta semana por la cadena estadounidense CNN. Las pesquisas apuntan a un sistema de misiles Buk (tierra-aire) de fabricación rusa como el proyectil que habría derribado el MH17.
 

¿QUIÉN JUZGARÁ A LOS RESPONSABLES?   

 

Una vez esclarecidos los hechos, quedará todavía por delante la fase de depuración de responsabilidades. Países Bajos es partidario de crear un tribunal internacional auspiciado por la ONU para sacar adelante un juicio, pero Rusia, principal aliado de los separatistas ucranianos, ya se ha desmarcado de esta iniciativa. 

 

El primer ministro holandés, Mark Rutte, y el presidente ruso, Vladimir Putin, mantuvieron este jueves una conversación telefónica en la que éste último no dudó en calificar de "prematura" y "contraproducente" la creación del tribunal. Rutte, por su parte, consideró que  sería "la mejor garantía de cooperación" entre las partes afectadas para hacer justicia.

 

Al margen de las dudas sobre quién efectuó el disparo, varias familias de víctimas han presentado denuncias contra la firma Malaysia Airlines alegando que seguía sobrevolando el este de Ucrania a sabiendas de que se trataba de una zona de conflicto donde se estaba utilizando armamento antiaéreo.