Punto y final: la Cámara Agraria de Salamanca ya es historia

Imagen del encuentro mantenido en la Junta de Castilla y León (Foto: Chema Díez)

Asaja, UCCL y la Alianza UPA-COAG mantuvieron un encuentro con la Junta para no formar una Comisión Gestora y comenzar el proceso de liquidación del organismo. El patrimonio de los agricultores y ganaderos de Salamanca recaerá en la consejería de Agricultura.

Poco más de 15 minutos. Ése es el tiempo que han tardado las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPA) y la Junta de Castilla y León en acordar la disolución de la Cámara Agraria de Salamanca al rechazar los representantes de los sindicatos la formación de una Comisión Gestora.

 

Con el rechazo de Asaja, UCCL-19 de abril y la Alianza UPA-COAG, la JUnta dará paso al proceso de liquidación de la institución en Salamanca, organismo que ya estaba vacío de contenido y sin ningún tipo de funciones.

 

A partir de ahora, será la Junta la que marcará los plazos establecidos aunque existe la opción de que otros plenarios de la Cámara Agraria acepten presidir la Comisión Gestora, algo má sque improbable cuando los representantes principales de las organizaciones agrarias han declinado este hecho.

 

El patrimonio de los profesionales de Salamanca recaerá en la Junta de Castilla y León, que se ahrá cargo también de la deuda de 140.000 euros generada por el anterior presidente Aurelio Pérez, además de las indemnizaciones de las tres trabajadoras que dejó Pérwez en la estancada y sin cobrar lo que se les adeuda.