Pujol y Ferrusola llegan al juzgado para explicar el origen de sus fondos al grito de "ladrones"

Jordi Pujol y su mujer Marta Ferrusola

Comienzan las declaraciones de la familia Pujol con los patricarcas en primer lugar que han llegado al juzgado mientras varias personas allí concentradas les increpaban por haberse hecho de manera ilícita con sus fondos. 

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, su mujer y tres de sus hijos han llegado sobre las 9.30 horas de este martes a los juzgados de Barcelona donde han sido citados a declarar ante la juez como imputados por delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo a causa de los fondos ocultados en el extranjero sin declarar durante más de 30 años.

 

La magistrada del Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona, Beatriz Balfagón, ha llamado a declarar a partir de las 10.00 horas en la Ciudad de la Justicia a Pujol; a su mujer, Marta Ferrusola, y a los hijos del matrimonio Marta, Mireia y Pere.

 

Las declaraciones se producen en el marco de la investigación abierta tras la confesión en julio del expresidente, que expuso que la familia ha tenido dinero sin regularizar en el extranjero durante tres décadas, que, según Pujol, es una donación de su padre, mientras que la juez ve "sospechoso" que los fondos investigados provengan de una herencia sobre la que la familia no ha aportado ninguna documentación.