Puigdemont se abre a un referéndum pactado con el Estado pero avisa: "La paciencia no es infinita"

Carles Puigdemont en el pleno del Parlament
Dice que el calendario "no es una jaula" tras apuntarle Iceta que ayer pareció que los 15 meses y la desconexión pasan a segundo plano


BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha abierto a acordar con el Estado un referéndum para que Cataluña defienda su futuro político, pero ha advertido: "La paciencia no es infinita. El tiempo del palo y la zanahoria se ha acabado".

Lo ha dicho en la sesión de control parlamentario, al preguntarle Lluís Rabell (SíQueEsPot) si reactivará el 'Pacte Nacional pel Dret a Decidir', sin recibir respuesta.

Puigdemont ha dicho que el Gobierno catalán ha pedido 16 veces un referéndum y que eso no impedirá que lo pidan 17, pero avisa: "Si esta vez no es posible, habrá qué plantearse qué hacer después".

"Estamos en tiempo de hechos. El juego táctico sobre si nos hemos situado bien ante la sociedad catalana ha pasado", y ha asegurado que su Gobierno está comprometido a tomar decisiones para ir hacia un Estado independiente; por eso, ha advertido de que aceptarán una consulta pactada con el Estado siempre que quede claro cuál es su objetivo.

LLUÍS RABELL

Lluís Rabell se ha felicitado por que JxSí vuelva a la senda de referéndum, le ha insistido en que movilice a la sociedad en favor del referéndum porque considera inaplicable su hoja ruta independentista.

Puigdemont le ha reprochado que diga que las opciones de la consulta han cambiado por que pueda haber un cambio de Gobierno con Podemos: "Espera, que vienen unos de la periferia que pueden cambiar...' Eso se ha acabado. ¿Y sabe quién lo ha decidido? El pueblo de Cataluña".

El presidente también ha esgrimido las cinco movilizaciones que se han celebrado en las últimas diadas y las ha contrapuesto a las movilizaciones por la unidad de España: "Ante la evidencia empírica del volumen de ambas, la actuación del Gobierno ha sido cero".

MIQUEL ICETA

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha avisado a Puigdemont de que en su reunión con el presidente del Gobierno "su hoja de ruta no encontrará apoyo".

Además, ha sostenido que esa hoja de ruta es incompatible con el plan de Gobierno que el propio Puigdemont presentó el martes y que prevé 45 leyes, algo que Iceta ve imposible con una legislatura de 18 meses, de los quedan 15.

"Escuchándolo ayer, parece que los 15 meses y la desconexión han quedado en segundo plano", ha explicado sobre el compromiso del Gobierno catalán de iniciar la desconexión catalana del Estado en 18 meses.

Carles Puigdemont ha reiterado que el calendario "no es una jaula" y ha definido su plan de Gobierno presentado el martes como un monumento al realismo.

Además, ha dicho que su prioridad es la atención a las personas, por lo que ha pedido no esgrimir la hoja de ruta independentista "como cortina de humo" para no apoyar los Presupuestos 2016, que entiende que incluirá puntos con los que el PSC estarán de acuerdo.