PSOE, UPyD e IU rechazan la "privatización" de la seguridad de la Muralla y otras dependencias municipales

Según explican los tres grupos de la oposición, "el Equipo de Gobierno del PP saca a licitación este contrato por 800.000 euros para 2015 y 2016", y apuntan que "la Ley de Seguridad Ciudadana incluye entre las funciones de la Policía Local la vigilancia de edificios públicos". 

Los Grupos Municipales del PSOE, UPyD e IU en el Ayuntamiento de Ávila han manifestado, en la Junta de Gobierno Local, su rechazo a la contratación del servicio de vigilancia y seguridad privadas de varias dependencias municipales -la Muralla, el Centro de Interpretación de la Mística, la Ciudad Deportiva y el aparcamiento de vehículos pesados- al considerar que se trata de "la privatización de parte de las funciones de la Policía Local, que entre sus cometidos tiene la vigilancia de edificios e instalaciones públicas, y que costará a los ciudadanos 800.000 euros".

 

Según explican, "el Equipo de Gobierno ha presentado el pliego de condiciones para la contratación de la seguridad y vigilancia privada de cuatro dependencias municipales, con un precio de licitación de cerca de 800.000 euros para 2015 y 2016, un despilfarro de dinero público si se tiene en cuenta que la Ley de Seguridad Ciudadana incluye entre las funciones de la Policía Local la vigilancia de edificios públicos".

 

Los tres grupos de la oposición han coincidido en señalar que "podría prestarse este servicio, a un coste sensiblemente inferior, con personal municipal y con vigilancia a través de un sistema de vídeocámaras". En caso de que se mantenga la privatización de la vigilancia, advierten, "los abulenses pagarán dos veces por el mismo servicio", ya que "deberán costear la empresa de seguridad y además mantener la plantilla de Policía Local".

 

PSOE, UPyD e IU alertan de que se trata del "primer paso de la privatización de un servicio público fundamental, la seguridad ciudadana", y señalan que "lo que debería hacer el Equipo de Gobierno es cubrir las diez plazas vacantes que existen en la Relación de Puestos de Trabajo de la Policía Local".

 

En este sentido, explican, "la presencia de agentes de la Policía Local y la posibilidad de vigilar y grabar en vídeo supondría una mejora de la seguridad y la vigilancia de la Muralla", y han recordado que "la aparición, este verano, de pintadas en el adarve en la zona del Palacio de Sofraga puso en duda la eficacia de la empresa adjudicataria del servicio".

 

Finalmente, han concluido, "la sustitución de policías por vigilantes privados denota una clara tendencia del Equipo de Gobierno del PP a la privatización de la seguridad ciudadana en beneficio de empresas privadas de seguridad, que consiguen jugosos contratos".