PSE propone limitar a tres mandatos las candidaturas y relevar a los líderes que tengan menos resultados en dos mandatos

Se plantea afrontar una profunda reforma de su organización para ser un instrumento útil a la sociedad y recuperar credibilidad


BILBAO, 2 (EUROPA PRESS)

El PSE-EE propone establecer una limitación de tres mandatos para las candidaturas a una misma responsabilidad institucional, así como para la actividad orgánica, y plantea que los cabezas de lista que durante dos mandatos obtengan menos resultados de los iniciales sea relevados al frente de la candidatura.

La propuesta está recogida dentro del documento base de la Ponencia de Orgánica que los socialistas vascos debatirán en su congreso los próximos 9 y 10 de febrero y que se encuentra abierta a enmiendas hasta el próximo 20 de enero. El documento, titulado 'Un nuevo partido para un nuevo tiempo' y al que ha tenido acceso Europa Press, consta de nueve apartados y recoge, además, una propuesta de modificación de los estatutos del partido para introducir las diversas propuestas.

El documento plantea que los socialistas vascos tienen que afrontar una profunda reforma de su organización a fin de que el PSE-EE siga siendo un instrumento útil al servicio de la sociedad y sea capaz de recuperar la credibilidad como proyecto político.

En esta línea recoge la necesidad de hacer el partido "más participativo y atractivo para la sociedad y eso significa no sólo abrir el partido, sino acercarnos a las organizaciones sociales, grupos y personas progresistas y que nuestros afiliados, responsables políticos e institucionales tengan más presencia, más contacto con el entramado asociativo y ciudadano en cada ámbito de la sociedad".

Tras apostar por una organización más abierta y flexible, se propone impulsar mecanismos de consulta entre todos los militantes para la toma de decisiones políticas, además de facilitar a los afiliados la posibilidad de incorporarse como voluntarios para difundir en la red las políticas y posiciones del partido en cada momento.

Otra propuesta es impulsar la creación de Agrupaciones 2.0 para que personas activistas y con presencia en la red puedan participar en los debates y en la organización del partido. Estas agrupaciones sólo se crearán a nivel Euskadi, tendrán participación en los Congresos y en las Conferencias con voz y sin voto, y podrán trasladar a la Ejecutiva de Euskadi sus sugerencias y aportaciones de los debates que realicen.

Por otro lado, se plantean convocar una vez al año una Conferencia Anual en la que se discutirá y aprobará la estrategia y líneas de actuación y que recibirá el informe de gestión de la Comisión Ejecutiva de Euskadi, de los representantes del Gobierno vasco, cuando gobiernen, de los diputados y senadores y del Grupo parlamentario. A ella podrán asistir un número de simpatizantes del partidos elegidos por sorteo.

Otro de sus objetivos será conseguir que las Casas del Pueblo estén a disposición de los vecinos de su ámbito para que en ellas puedan desarrollar todo tipo de actividades y cada Comité Local contará con un responsable de dinamizar e impulsar actividades. Asimismo, se proponen que, cada quince días mínimo, en los municipios donde los socialistas tengan representación municipal, las se conviertan oficinas de información y atención al ciudadano.

Así, la Comisión Ejecutiva de Euskadi, como órgano de dirección de la política, se encargará de la política del Gobierno y la acción parlamentaria y coordinará la política organizativa municipal y foral con las organizaciones territoriales.

Asimismo, se propone impulsar una campaña de afiliación con la colaboración de todos los militantes para incrementar el número de afiliados y otra al censo de simpatizantes.

En cuanto a los cargos públicos, se señala que todos los cargos públicos y orgánicos pondrán en marcha medios de comunicación con la ciudadanía a través del email, web, cuentas en redes sociales, apartado de correos o teléfono.

Asimismo, los miembros del Gobierno vasco, los diputados, senadores y parlamentarios cada seis meses darán cuenta de su gestión al Comité Nacional y al Comité Provincial de su territorio. Además, los alcaldes y concejales harán lo mismo cada seis meses en su Agrupación Local o Comité Municipal.

También en el ámbito local, se recoge que los alcaldes y los portavoces municipales, así como los concejales del equipo de gobierno, deberán tener dedicación preferente a su actividad.

Entre otras iniciativas, plantea la asignación de responsabilidades a "todos los niveles" de la organización, "más allá de los órganos colegiados de dirección". En este sentido, propone que "en cada pueblo, ciudad o barrio la ciudadanía identifique al máximo responsable del partido y éste se convierta en un líder social y ciudadano de referencia para sus vecinos".

En el apartado de incompatibilidades, se determina que "será incompatible tener más de una responsabilidad orgánica y una responsabilidad institucional, pudiendo compatibilizarse en todo caso una responsabilidad orgánica con otra institucional", algo que sólo podrá ser exceptuados en los Congresos territoriales o por los Comités Provinciales entre congresos.

También se establece una limitación de tres mandatos para las candidaturas a las mismas responsabilidades institucionales y, además, se propone que, en todo caso, "los cabeza de lista que durante dos mandatos obtengan menos resultados de los iniciales, se procederá al relevo de los mismos al frente de la candidatura".

Del mismo modo se fija una limitación de tres mandatos para la actividad orgánica en una misma responsabilidad y, en la modificación de estatutos, se señala que ningún cargo ejecutivo podrá ser ocupado por la misma persona en más de ese plazo a excepción de la secretaría general cuando su titula ejerza la presidencia de Gobierno de la comunidad autónoma.

La ponencia señala, por otro lado, la necesidad de dotarse de una estructura electoral "más moderna, eficiente y permanente", que impulsará la Ejecutiva de Euskadi en colaboración con ejecutivas territoriales y las agrupaciones locales.

Entre los cometidos del equipo electoral, destaca el impulso de "un gran debate" sobre los cambios y comportamientos del electorado en Euskadi, evaluar la eficacia de las últimas campañas electorales y recoger experiencias de otros partidos para proponer futuros cambios.

La ponencia introduce cambios en la elección de candidatos teniendo en cuenta que el PSE "debe caminar hacia un nuevo tipo de liderazgo compartido y al servicio de la sociedad", que "pide que nuestros candidatos no sólo sean elegidos entre los mejores, sino que además tengan capacidad de trabajar horizontalmente", según recoge el documento.

PROCESO EXIGENTE

En esta línea, se considera que elegir a los candidatos "después de un debate de propuestas e ideas es el camino más adecuado porque, cuando nos sometemos al debate y al intercambio de ideas, sacamos lo mejor de nosotros mismos". "Si el proceso de elección es exigente, los liderazgos salen reforzados", apunta.

Para ello, se plantea facilitar la participación de afiliados, simpatizantes y votantes, y, con este objetivo, regular las elecciones primarias abiertas para la selección del candidato a lehendakari, a diputado general y alcaldes de grandes ciudades. Según recoge el texto, este proceso se pondría en marcha después del VII Congreso para las próximas elecciones municipales y forales mediante las normas que se regulen a nivel federal.

Finalmente, se propone reforzar la Fundación Ramón Rubial para convertirla en "un gran centro de debate sobre las alternativas y propuestas sobre la socialdemocracia" y recoger experiencias y políticas que se estén desarrollando en otras partes del mundo, entre otras funciones.