PSE defiende un "nuevo pacto de convivencia" y que la política penitenciaria ayude a "cerrar heridas" del terrorismo

Rechaza un relato "absolviendo a los que han participado y apoyado al terrorismo" y dice que ser demócrata "no es sólo no matar"


BILBAO, 02 (EUROPA PRESS)

El PSE-EE defiende la necesidad de alcanzar un nuevo pacto de convivencia y propone la democracia, la verdad y la justicia como "guía de la convivencia del nuevo tiempo". Asimismo, cree que, en la actualidad, las políticas penitenciarias deberían "ayudar a cerrar las heridas causadas por el terrorismo y a facilitar la reinserción de los penados".

Estos planteamientos se recogen en el documento base de la Ponencia Política, a la que ha tenido acceso Europa Press, que los socialistas vascos debatirán en su congreso los próximos 9 y 10 de febrero y que se encuentra abierta a enmiendas hasta el próximo 20 de enero.

Uno de los capítulos hace referencia a la necesidad de consolidar la paz, la convivencia y en la ponencia y alude al "largo periodo de terrorismo y violencia" vivido en Euskadi, que ha marcado "de forma profunda" la convivencia entre la ciudadanía vasca.

Los socialistas señalan que esa "quiebra" de valores éticos y democráticos en el comportamiento ciudadano es "la herida más dolorosa, y la que llevará tiempo curar".

Tras indicar que la lucha contra el terrorismo ha sido fundamentalmente "una lucha ética por la defensa de los valores democráticos y la libertad", apunta que las heridas creadas por el totalitarismo terrorista están "todavía abiertas".

PACTO DE CONVIVENCIA

EL PSE-EE cree que hace falta un nuevo pacto de convivencia que asuma los valores democráticos, que reconozca al "'otro' como ciudadano constitutivo de la sociedad vasca, y busque, a través de la tolerancia, la convivencia entre diferentes".

El PSE plantea que la guía de la convivencia del nuevo tiempo debe tener como ejes la democracia, la verdad y la justicia. Los socialistas defienden una sociedad "moralmente decente" que pueda "mirarse a sí misma sin tener que cerrar los ojos sobre el pasado".

"Debemos mirar a nuestro pasado con verdad y no podemos permitir que se escriba su relato absolviendo a los que han participando y han apoyado al terrorismo", ha afirmado

A su juicio, la memoria debe ser "elemento fundante de la nueva concordia entre vascos y vascas" y asegura que "no es una forma de estar mirando al pasado y, mucho menos, una forma de buscar en el pasado razones para la venganza futura".

Por otra parte, el texto señala que la concordia ciudadana debe basarse sobre la pluralidad de la sociedad y la aceptación del sistema democrático y sus instituciones. En este sentido, señalan que ser demócrata "no es sólo no matar" sino también "aceptar al otro y aceptar convivir junto al otro". "Tenemos que aprender a vivir en libertad, abandonando los miedos y asumiendo plenamente la igualdad de los diferentes", agregan.

Asimismo, indican que la justicia es el elemento que "recompone la legalidad truncada". Por ello, creen que la solución a las consecuencias producidas por el terrorismo debe guiarse "por la aplicación de la justicia".

Los socialistas creen que, en esta fase, tienen "especial importancia" las políticas penitenciarias, que, a su juicio, han contribuido a acelerar el final de ETA y que, en la actualidad, "deberían ayudar a cerrar las heridas causadas por el terrorismo y a facilitar la reinserción de los penados".

El PSE-EE defiende seguir trabajando en la Ponencia de Paz y Convivencia para desarrollar objetivos como buscar la disolución definitiva de ETA y deslegitimar la actividad terrorista. También cree que se debe apoyar la reinserción y la redemocratización de los penados, en la medida en que acepten el camino "individual de la reinserción", además de apoyar las diferentes políticas de la memoria, tanto con la creación de instituciones (Instituto de la Memoria, Memorial de Víctimas del Terrorismo), como con la labor educativa y efemérides que recuerden el horror sufrido.