Proyección para Arévalo y La Moraña ante la conmemoración del IV centenario de la muerte de Cervantes

Esta propuesta elaborada por Izquierda Unida, y que será presentada en el próximo pleno de la Diputaión, anima a que la localidad abulense y su comarca sean posibles sedes de las actividades conmemorativas que se pongan en marcha.

 

El grupo de Izquierda Unida en la Diputación Provincial buscará en el próximo pleno de la administración provincial que la localidad de Arévalo y La Moraña sean partícipes a lo largo tanto del 2015 y 2016 de las actividades que se desarrollen con motivo de la conmemoración del IV centenario tanto de la segunda parte de El Quijote como del fallecimiento de Miguel de Cervantes, una de las más importantes figuras literarias vinculadas a la localidad abulense a través de fray Juan Gil.


Una propuesta en forma de moción en la que Santiago Jiménez  propone “adoptar las medidas oportunas para que las conmemoraciones cervantinas de 2015 y 2016 puedan celebrarse en Arévalo y su comarca con la participación de sus vecinos del mejor modo posible” para lo que se reclama que para llevar a cabo esta propuesta se “consignen en los presupuestos de la Diputación de 2015 y 2016 partidas específicas destinadas a tal efecto”. Igualmente el texto elaborado por Izquierda Unida pide el establecimiento de “los cauces necesarios para que la ciudad de Arévalo y La Moraña puedan ser proyectados durante dichas celebraciones fuera de la provincia, estableciendo colaboraciones con ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas o el gobierno de España a tal efecto”.


Una propuesta que Santiago Jiménez, diputado provincial de Izquierda Unida de Ávila, considera que “pudiera ser especialmente beneficiosa no sólo para la localidad de Arévalo sino para toda la comarca de la Moraña después de la celebración de una edición de las Edades del Hombre que ha dejado una gran impronta económica y turística en la zona” y que podría tener una “interesante prolongación” en este caso a través de los actos conmemorativos que ya empiezan a prepararse en conmemoración de Cervantes.


Si en 2015 se conmemora el cuarto centenario de la segunda parte de El Quijote, en 2016 se llevará a cabo la conmemoración del inmortal escritos. Conmemoraciones  que ya han llevado a instituciones como el Ayuntamiento de Alcalá de Henares (Madrid) o la Junta de Castilla-La Mancha a diseñar actividades que, a la par que dan a conocer la obra literaria, contribuyen al conocimiento de dichos lugares. Inclusive el Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha solicitado que el homenaje cervantino sea declarado ‘Acontecimiento de Excepcional Interés Público’'.


Actividades a las que Arévalo podría sumarse. Y es que si Cervantes pudo escribir las obras que hoy permiten recordarlo fue gracias a los desvelos de un arevalense. Cervantes fue apresado en 1575 y conducido con su hermano y otros prisioneros a Árgel, donde permaneció retenido durante cinco años. Fue en ese cautiverio cuando conoció y trabó amistad con un arevalense, fray Juan Gil. Este fraile trinitario, después de múltiples gestiones ante diversas puertas, logró pagar los 500 ducados en oro de España que pedían por el rescate de Miguel de Cervantes y traerlo de vuelta a España. El propio Cervantes,   en su comedia El Trato de Argel, define a fray Juan Gil como “amigo de hacer bien”.


Inclusive, recuerda Santiago Jiménez, recuerda que la importancia de este evento para la cultura abulense ya fue puesta de manifiesto por la Diputación Provincial con la publicación por parte de la Institución Gran Duque de Alba en 2006 del libro Ávila y Cervantes. IV centenario de El Quijote. Sin embargo, hay que reconocer que la propia conmemoración en 2005 del IV Centenario de la publicación del Quijote pasó desapercibida para la mayor parte de la población abulense. “Debemos tratar de que en esta ocasión sea recordada y aprovechada”.